domingo. 09.08.2020 |
El tiempo
domingo. 09.08.2020
El tiempo

Arde una oficina al reavivarse el incendio en una nave de construcción de Vilalba

Un vecino enfría la parte de atrás de la nave y un momento del incendio. C.A. / EP
Un vecino enfría la parte de atrás de la nave y un momento del incendio. C.A. / EP

En el almacén, anexo a una vivienda que se vio afectada, se guardaba material muy inflamable, como pintura o barniz ►Un bombero resultó herido, con algunas quemaduras en un brazo, mientras realizaba las labores de extinción

 

El incendio que afectó el domingo una nave de Vilalba se reavivó en la mañana de este lunes y afectó a una oficina del local que ardió por completo.

Fue una persona particular quien alertó de los hechos al 112 Galicia pasados unos minutos de las 7:15 horas.

Acto seguido, los gestores del CIAE 112 Galicia solicitaron la intervención de los Bomberos de Vilalba, de la Policía Local, de la Guardia Civil y del Servicio Municipal de Protección Civil.

Una vez sofocado el incendio, los miembros del Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento de la localidad permanecieron en el almacén revisando las zonas afectadas.

INCENDIO. El voraz incendio se registró en O Santo, en la parroquia vilalbesa de San Lourenzo de Árbol, concretamente en una nave de una antigua empresa de construcción, Apolinar Portela, en la que se acumulaban restos de materiales, entre los que había pinturas, barnices y disolventes.

El fuego, cuyas causas se desconocen, arrancó aproximadamente a las 10.00 horas del domingo y los propietarios, que viven en una casa contigua, se percataron porque empezaron a ver salir humo de la nave.

En pocos minutos, las llamas empezaron a devorar todo a su paso, desplomando todo el interior del almacén, que quedó reducido a cascotes, después de que en el piso superior, además, se incendiasen dos depósitos de gasoil, algo que complicó todavía las labores de extinción.

"UN GRAN SUSTO". "Houbo momentos de moitísima tensión", decían los vecinos, que aseguraron que incluso pensaron que el fuego podría pasar a la vivienda, que sí se vio afectada y sufrió muchos daños, sobre todo debido a las altas temperaturas y al humo que se acumuló en el interior. "Está inhabitable", explica la propietaria, que reconoce que cuando el incendio pasó a los depósitos de gasoil pensó que se destruiría todo.

"Prendeu alí detrás non sabemos en que, porque cando se deron conta había xa moitísimo fume, e empezou a arder e xa non houbo maneira de controlalo", decía Marta Portela, la hija de los dueños del almacén, que está situada próximo a una ferretería, en la carretera que va hacia Moncelos, y que también pertenece a la familia.

"Foi un gran susto. Había moitísimo lume e esperemos que só se quede niso, nun susto, e que o resto teña amaño", expresó la propietaria, que indicó que la empresa de construcción cerró hace aproximadamente dos años.

EXTINCIÓN. El incendio se inició a las diez de la mañana y los bomberos consiguieron extinguir el fuego a las 13.30 horas, después de más de tres horas de intenso trabajo, pero estuvieron en el lugar hasta casi las 17.00 horas para enfriar la zona y evitar que se reiniciasen las llamas, algo que se produjo finalmente en la mañana de este lunes.

"Xogáronse o pellejo, caíanlles cascotes enriba e había tanta temperatura que a un deles ata se lle derreteu o casco", decía Alejo Sánchez, uno de los muchos vecinos que quisieron agradecer la labor de estos efectivos en un incendio complicado, en el que se registraron muchos focos. "Os bombeiros teñen moi pouca plantilla e medios. En Vilalba estaban só tres de garda", reivindicaron.

A los efectivos del parque comarcal de la capital chairega se sumó personal de emergencias municipal de Vilalba y efectivos del parque comarcal de Barreiros. Además, también se desplazaron hasta el lugar del incendio varios agentes de la Guardia Civil.

En el suceso, que se complicó debido a la gran cantidad de materiales inflamables que había en la nave y al combustible, que disparó la temperatura, resultó herido un bombero del parque vilalbés, que sufrió quemaduras en un brazo.

"Veu a ambulancia e fixéronlle as curas e despois seguiu traballando", destacaron los vecinos, al tiempo que volvieron a reiterar su agradecimiento, porque el suceso pudo tener consecuencias mucho peores.

"Se chega a ser pola noite e non pola mañá morremos todos asfixiados co fume e arde medio pobo porque todas as casas van pegadas unhas ás outras", decían este domingo los vecinos, una vez que ya estaba todo controlado, mientras seguían enfriando la zona y miraban al cielo con esperanza.

"Parece que vai chover, iso é positivo", concluyeron, mientras medio en broma decían que la desgracia los pudo dejar a todos sin techo bajo el que dormir. "Todas as casas somos familia, quedabamos na rúa", dijeron.

Los bomberos de Vilalba, que del incendio de O Santo se desplazaron a otro aviso por una chimenea en Cabreiros, en el municipio de Xermade, regresaron horas después a la nave vilalbesa para asegurarse de que ya no existía peligro.

Arde una oficina al reavivarse el incendio en una nave de...