Vilalba estrena zona azul gratuita con el reparto de 10.000 discos horarios

Numerosos vecinos acudieron a recoger los dispositivos en una primera jornada en la que estos apenas se vieron en los vehículos
                      Recogida de los discos horarios en las oficinas municipales.
photo_camera Recogida de los discos horarios en las oficinas municipales. M. ROCA

Más de medio año después de que se aprobara su reglamento en pleno y que se realizara el pintado de las rayas en las calles correspondientes, la zona azul gratuita de Vilalba está por fin operativa, con el objetivo de hacer más dinámico el estacionamiento en las principales calles del casco urbano.

Las señales informativas de la nueva zona azul, con su horario, se destaparon el lunes para indicar que esta forma de controlar los aparcamientos está ya en marcha. Como la medida se plantea como algo para hacer que las plazas disponibles se renueven con asiduidad y no recaudatorio, el Concello vilalbés inició este lunes también el reparto de 10.000 discos para que los conductores puedan indicar su hora de llegada.

Desde entonces, podrán dejar estacionado su vehículo de forma gratuita durante un máximo de 90 minutos en la Rúa da Pravia, la Rúa Plácido Peña hasta la intercción con la de As Pontes de García Rodríguez, Campo de Puente hasta el cruce con Domingo Goás y la Rúa José María Chao Ledo hasta su confluencia con la Rúa Guitiriz, en horario de 9.00 a 14.00 horas, de lunes a sábado.

Este nuevo sistema de regulación del estacionamiento también se aplicará en el aparcamiento subterráneo, donde el gobierno local quiere hacer "máis fincapé, para evitar que se use de garaxe como se viña facendo", tal y como explicó el edil de urbanismo, Luis Fernández. En este caso, el horario será de 9.00 a 19.00 horas de lunes a viernes y de 9.00 a 14.00 los sábados.

Por otro lado, los domingos, festivos y días de feria no habrá limitación de horario en ninguno de los espacios.

La implantación de la zona azul tuvo por ahora escasa respuesta, tal y como se pudo ver el lunes en las calles delimitadas, donde era raro ver un disco horario –pese a la gran acogida que tuvieron, ya que ayer hubo un goteo constante de vecinos en las oficinas municipales para recogerlo– o, en su defecto, un papel con la hora escrita.

"Repartíronse moitos e iremos vendo entre esta semana e a que vén como vai o reparto e, se fan falta, encargaranse máis reloxos", explicó Fernández, que considera que la zona azul está siendo acogida de forma "positiva" por los vilalbeses.

Añadió que las medidas de control se tomarán "con tranquilidade" durante este mes, para dar tiempo "a que a xente se vaia acostumando". Para ello, la Policía Local también estuvo ayer por las calles para informar y repartir más discos horarios.

Comentarios