domingo. 05.12.2021 |
El tiempo
domingo. 05.12.2021
El tiempo

Los vecinos de Momán recogen firmas para exigir el arreglo de la carretera

Un momento de la misa celebrada el domingo. C. ARIAS
Un momento de la misa celebrada el domingo. C. ARIAS
Piden que la Diputación cumpla sus promesas pero esta defiende que el único problema es la cesión de terrenos. Los apoyos podrán formalizarse en iglesias, negocios locales y virtualmente

Tras una nueva misa reivindicativa -ya van tres- los vecinos de Momán, guiados por el párroco Luis Ángel Rodríguez Patiño, dan un paso más e inician una recogida de firmas para exigir el arreglo de la carretera Momán-As Pontes, la LU-P-2204.

"Para que sepan que no descansaremos", asegura el párroco, que explica que las firmas se recogerán en centros de culto de Momán y de otras parroquias de Xermade como Piñeiro, pero también en los negocios locales y a través de internet, ya que desde este lunes hay una petición habilitada en Change.org.

"Esto no es solo algo de los vecinos, es de todos los perjudicados, muchos usuarios de una carretera que necesita un arreglo urgente", asegura Patiño, que explica que las firmas se enviarán a la Diputación de Lugo, pero también al Valedor do Pobo. "Y el cura le va a mandar una copia a Dios también, a través de los antiguos buzones de consulta de la cátedral de Lugo", bromea un párroco dispuesto a provocar para reivindicar lo que para él son "derechos de los vecinos del rural".

A LA ESPERA DE TERRENOS. En su recogida de firmas solicitan a la Diputación de Lugo que "cumpla sus promesas" y acometa las obras y anuncian que ejercerán "acciones legales" si es oportuno. Pero desde el ente provincial insisten en que la voluntad política existe y que las obras están contratadas desde hace meses por más de 450.000 euros, pero que no pueden arrancar porque hay vecinos que no ceden los terrenos. Después de reformar los primeros cuatro kilómetros en dos fases, la actuación se centra ahora en un nuevo tramo de tres kilómetros. Quedan 2,8 más hasta el límite de provincias.

La cesión de los terrenos se ha convertido en la nueva batalla. Así, mientras desde la Diputación de Lugo abogan por intentar negociar y seguir esa vía, los vecinos defienden que al que no quiera entregar sus terrenos tendrán que expropiarlo pagando.

"Quedarán cuatro o cinco vecinos sin firmar, hay alguno que aún no lo hizo pero que tampoco se opone", aseguró el alcalde de Xermade, Roberto García y también diputado.

"Pagarle ahora a unos cuando ya se hicieron cuatro kilómetros antes y se cedieron los terrenos sería una discriminación con respecto a los demás", opina el regidor municipal, que critica que igual que se hacen misas en la carretera provincial de Momán también se podrían hacer en la autonómica, la que enlaza la misma localidad con Cabreiros.

"Según se pone el grito en el cielo para una, también se podría poner en la otra", dice el alcalde, mientras asegura que el párroco podría utilizar su posición para mediar en las cesiones, igual que hizo antes la diputada provincial Pilar García Porto.

El PP lo acusó a él de presionar a los vecinos en este sentido, pero García, que reconoce que es la mejor opción, lo niega. "Lo que no es razonable es que un partido ponga zancadillas para una obra de futuro", concluyó.

Desde el PP, el delegado del Gobierno gallego en Lugo, José Manuel Balseiro, aseguró no querer entrar en la polémica pero apeló a que "los vecinos pueden ceder o no ceder los terrenos, pero la administración tiene un instrumento para llevar adelante las obras" y ese "instrumento es la expropiación", dijo.

Los vecinos de Momán recogen firmas para exigir el arreglo de la...
Comentarios