La unión del Ribeira FS se impuso al nombre del Barça

El conjunto cadete ganó el campeonato de España de fútbol sala disputado en Móstoles tras vencer al equipo azulgrana en una final que se decidió por la mínima
El Ribeira FS posa con la copa de campeón de España. EP
photo_camera El Ribeira FS posa con la copa de campeón de España. EP

"Son unha xeración única que leva xogando xunta dende os nove anos e merece este título como a que máis". Estas son las palabras con las que define a su equipo César López, entrenador del Ribeira FS cadete que se proclamó campeón de España el pasado fin de semana en Móstoles tras derrotar en la final al Barcelona (5-6), uno de los favoritos año tras año.

Pero lo que no sabían los catalanes era que enfrente tenían a un equipo que ansiaba con todas sus fuerzas el título en un año muy especial, ya que muchos cierran su etapa en el fútbol sala para centrarse en el fútbol campo. "Era algo que comentaban. Dicían que esta era the last dance -en referencia al documental sobre Michael Jordan- e que tiñan que acadar o título como sexa", explica el técnico, que vio a sus jugadores "moi motivados e con moita confianza".

El partido contra el Barcelona empezaba con los azulgranas metiendo un gol tempranero y presionando muy arriba aprovechando el fondo de banquillo y el físico -el Ribeira contaba con bajas sensibles-, pero los lucenses no bajaron los brazos. "Co paso dos minutos soltámonos, conseguimos o empate e xa foi un partido de ti a ti", explica César, que en el descanso, con empate a tres, veía como sus jugadores "animaban e dicían que ían gañar", demostrando tranquilidad y confianza.

Y esto se vio reflejado sobre el campo, llegando a ponerse dos arriba el Ribeira, pero con un Barça que no cedía y empataba una y otra vez. Con empate a cincos, llegó el momento de Aimar, que metió el sexto y selló así la remontada y el campeonato.

"Cando acabou o partido foi un pouco loucura todo. Eu xireime cara a grada e ao volver e mirar ao campo estaba todo o mundo chorando, creo que ninguén aguantou a emoción e vin lágrimas en todos", explica el entrenador, que veía cómo sus pupilos le ponían el broche de oro a una temporada "moi difícil" en la que lo más importante fue "a unión do grupo e de toda a entidade", que "axudou en todo, dende os adestradores e xogadores doutras categorías ata os directivos".

Y es que para llegar a ser campeones de España ante el Barcelona tuvieron que pasar por muchos momentos delicados y partidos duros, como fue también la semifinal ante El Pozo FS, otro de los favoritos, a los que también ganaron remontando (2-3). "A tempada foi moi dura, xa que a maioría tamén xogan ao fútbol, e algún mes adestrábamos só dúas ou tres veces, e houbo moitas lesións sensibles", confiesa.

Comentarios