domingo. 21.07.2019 |
El tiempo
domingo. 21.07.2019
El tiempo

Una boda de ciencia ficción

Invitados a la boda de película de Baamonde. M.MANCEBO
Invitados a la boda de película de Baamonde. M.MANCEBO

Una pareja de Baamonde se casó vestida del Joker y de Harley Quinn ante unos cien invitados. El regidor, José Ulla, ejerció de maestro de ceremonias y se sumó a la fiesta con un traje de rey

Nada fue usual en la boda de Belén López y Javier García, una pareja asentada en Baamonde desde hace algo más de un año, que decidió darse el sí quiero este sábado y convertir su gran día en una auténtica pasarela de película de ciencia ficción.

En la curiosa ceremonia, a la que no le faltó detalle -el primero en la puerta de la vivienda, donde un cartel recibía a los invitados con un 'Bienvenidos a Gotham'-, el novio se transformó en el Joker, con el pelo, la barba y las cejas de color verde, y la novia eligió para la ocasión un disfraz "de 25 euros" de Harley Quinn, al que le añadió un velo "hecho en casa".

"No creíamos en las bodas convencionales. Yo no tenía ninguna ilusión por vestirme de blanco. Queríamos casarnos por el tema burocrático, porque compramos una casa entre los dos, así que lo pensamos y nos apeteció hacer algo diferente", cuenta Belén, nerviosa y emocionada a partes iguales.

Un momento de la ceremonia de película. M.MANCEBO

Para los asistentes, alrededor de un centenar, no hubo las clásicas invitaciones. "Fue todo de palabra, con el boca a boca. Al principio se lo tomaban a broma, pero les explicamos que igual que tenían que ir arreglados a una boda en plan pitiminí y no en chándal, en la nuestra tenían que venir disfrazados", añadió la novia, satisfecha por ver cumplido su sueño.

Y es que todos los invitados que asistieron al evento, que se celebró en la casa que la pareja comparte en Baamonde, cumplieron a raja tabla con la etiqueta marcada. Así, entre los presentes estaban Maléfica y el Hombre Cuervo -que además ejercieron de testigos en una ceremonia oficiada por el regidor de Begonte, José Ulla, al que los novios le compraron un traje de rey-, varios Avatares, Mario Bros y Luigi, Popeye y Olivia, Obelix, Campanilla y Peter Pan o Enigma, entre muchos otros personajes de película.

"Hasta la gente mayor se ha animado a disfrazarse, estamos muy contentos", comentaba la novia, que llegó al improvisado altar bajo una parra en carretilla, empujada por el novio, que no paraba ni un segundo de sonreír. Una alegría que se trasladó también a los invitados, que disfrutaron de un evento atípico de principio a fin.

Y después del sí quiero, del intercambio de anillos y del esperado beso llegaron los abrazos con la familia y los amigos, las fotos en un photocall de Gotham creado para la ocasión y la comida, "algo muy casero y de picoteo" para celebrar la unión entre Belén López y Javier García. O lo que es lo mismo, entre el Joker y Harley Quinn.

Una boda de ciencia ficción
Comentarios