jueves. 21.01.2021 |
El tiempo
jueves. 21.01.2021
El tiempo

Un año sin la pequeña Desirée

Desirée Leal. EP
Desirée Leal. EP
Este domingo se cumplen doce meses del trágico suceso que conmocionó a Muimenta ► La niña apareció muerta en la cama y un mes después la jueza acusó de asesinato a su madre

Este domingo se cumple un año del trágico suceso que conmocionó a la comarca chairega. El 3 de mayo de 2019, tan solo dos días después de la celebración de la Festa da Filloa de Muimenta -una de las principales citas de la localidad cospeitesa-, la pequeña Desirée Leal, de tan solo siete años, apareció muerta en la cama en la casa familiar, donde residía con su abuela y con su madre.

El dolor inicial de su pérdida, que tiñó de gris una localidad que enmudeció completamente tras el suceso, fue aumentando con el paso de los días, a medida que crecían las dudas sobre lo que había pasado y los silencios, obligados por el decreto de sumario que impuso el Juzgado de Instrucción número 1 de Vilalba, el responsable de la investigación de la muerte de Desirée.

La pequeña, una niña siempre risueña que dicen los que la conocían bien que le gustaba la música, el tenis, el color azul y esos unicornios que ya se han convertido en un símbolo de su recuerdo, pasaba su vida entre Muimenta, donde residía, y Roupar, en el también chairego concello de Xermade, de donde es natural la familia paterna. Sus padres hacía años que no estaban juntos y no mantenían una relación muy estrecha.

No hay ninguna fecha prevista por el momento para el juicio, que será con jurado popular

Allí fue enterrada dos días después de aquel fatídico 3 de mayo en una jornada llena de dolor y de incertidumbre para todos. Pero las peores sospechas se confirmaron tan solo unas semanas más tarde. El 30 de mayo la magistrada responsable del juzgado vilalbés que instruye el caso de Desirée se desplazó al Hula para tomar declaración a la madre de la pequeña, Ana Sandamil, que llevaba ingresada en la unidad de psiquiatría del hospital lucense desde el día del trágico suceso.

Se negó a hablar y la jueza de Vilalba decretó para ella prisión sin fianza —fue trasladada a la unidad de custodia del hospital— y pasó a ser la única investigada por un supuesto delito de homicidio o asesinato, oficializando así lo que ya se había convertido en un secreto a voces para muchos, aunque pocos decían públicamente.

Un año después la instrucción del caso está llegando a su fin pero no hay ninguna fecha prevista por el momento para el juicio, que será con jurado popular.

Desde el inicio de la investigación se barajó una posible ingesta de pastillas diluidas en una especie de cóctel que se encontró en la habitación en la que la menor apareció muerta

El mutismo oficial fue la tónica general a lo largo de estos doce meses, también con los familiares directos de la pequeña, pero según las informaciones que se fueron filtrando en este tiempo -el juzgado llegó a iniciar una investigación sobre esto-, la menor presentaba heridas en la boca y en el cuello que apuntan a que pudo ser asfixiada. Además, desde el inicio de la investigación se barajó una posible ingesta de pastillas diluidas en una especie de cóctel que se encontró en la habitación en la que la menor apareció muerta.

También había restos de esas pastillas machacadas en la cocina, pero según confirmaron los informes forenses iniciales, no fueron determinantes en el fallecimiento de la pequeña.

HOMENAJES. Desirée dejó un pupitre vacío en el colegio de Muimenta y mucho dolor en una localidad que aún es reacia a hablar de lo sucedido. También en Roupar muchos la echan de menos.

Desde hace meses se venden camisetas y pulseras con su nombre para recaudar fondos para ayudar al padre con las costas judiciales

La pequeña fue recordada en diversos actos -aunque esto también levantó polémica porque para algunos no fue lo suficiente-. Los XVIII Xogos da Mancomunidade, que se celebraron en Feira do Monte unos días después del trágico suceso, rindieron homenaje a la pequeña con el dorsal número 403, el suyo, que acompañó en esa edición a todos los niños, se suspendieron varios días de campaña electoral en Cospeito y en una carrera en Muimenta se guardó un minuto de silencio.

El 15 de julio, el mismo día que tendría que cumplir ocho años, el cementerio de Roupar acogió un emotivo acto en su recuerdo, que incluyó una suelta de globos que se alzaron hacia el cielo. Aparecieron las primeras camisetas y las pulseras con su nombre, que desde hace meses se venden a través de una campaña para recaudar fondos para ayudar al padre con las costas judiciales.

Él, José Manuel Leal, escribió unas palabras ahora que se acerca el primer aniversario.: "Eres la persona más especial que conocí, que abracé, besé, que le cambié los pañales, que le di de comer. Le di todo lo poco bueno, que aunque no sea mucho, tenía de mí, para enseñarle a ser la niña que era, un cielo, cariñosa, obediente, conformista... Sin ninguna duda sería muchísimo mejor persona que yo, algo que me llenaba el corazón de alegría y aunque desafortunadamente no estuviéramos juntos todo lo que queríamos eran momentos llenos de amor. Te echo tanto de menos, mi princesita Desirée".

Un año sin la pequeña Desirée
Comentarios