lunes. 08.03.2021 |
El tiempo
lunes. 08.03.2021
El tiempo

En tractor para llegar al autobús escolar

Emilio Rodríguez haciendo un traslado en su tractor. JOSÉ ÁNGEL
Sobre estas líneas, Emilio Rodríguez haciendo un traslado en su tractor.
El efecto de las crecidas en los municipios de Castro de Rei y Cospeito se amplía a la zona de confluencia con el Miño, cortando vías locales
Los vecinos de dos barrios de la parroquia de Pacios, en Castro de Rei, que vivieron este pasado lunes una inundación alrededor de sus viviendas a consecuencia de las crecidas de los ríos como hacía décadas que no se veían, ya tenían claro que el siguiente paso era que el agua siguiera su curso y anegase otras zonas, coincidiendo con la confluencia de los ríos de alrededor con el Miño. Y así fue.

A medida que el nivel del agua iba bajando en Pacios, se iba incrementando en otros terrenos próximos, río abajo, como fue el caso de la parroquia cospeitesa de Xustás, donde el agua empezó a subir el lunes por la noche y complicó la rutina de muchos durante la jornada de este martes, principalmente por la mañana, cuando el nivel "pasaba del medio metro", tal y como recuerda uno de los vecinos afectados, Emilio Rodríguez.

EN VÍDEO  📹🚁
Las inundaciones de
A Terra Chá a vista de dron

 

Él tiene su casa en el barrio de Gornai, donde hay dos viviendas más, y además regenta allí una explotación, la SAT Emilio do Jaime. Esta circunstancia bien le valió para poder echar mano de un tractor que le sacara del aprieto en el que se vio este martes, ya que las vías locales de acceso a ese lugar estaban completamente anegadas.

"El tractor era la única alternativa para pasar. En él lleve a mis dos niños hasta cerca de la carretera general para que pudieran coger el autobús para ir al colegio", relata Emilio, que también tuvo que "buscar y después volver a llevar" a sus propios empleados.

Este ganadero comentó también que se vio afectado porque el camión de la leche acabó pasando a primera hora de la tarde, mientras que tanto el veterinario como el panadero finalmente no pudieron hacerlo.

"Hubo problemas en las zonas bajas de siempre, que se inundaban a menudo antes, pero desde que limpiaron el río se notó mucho y llevábamos unos años muy bien. Una crecida así ya hacía mucho que no la había. Y hay muchas pistas afectadas. Por ejemplo la que comunica a Bexán está intransitable", señala.

Castro de Rei y Cospeito no son los únicos lugares de la comarca chairega con problemas, que se dan también en Abadín, Vilalba o Begonte. Y el Miño no solo se desbordó en esta zona, sino también en la capital lucense, en zonas como el Club Fluvial.

Precisamente en el municipio begontés, la Xunta activó el Plan Especial para o Risco de Inundacións en Galicia (Inungal) ante la posibilidad de que se produzcan desbordamientos puntuales en el curso del río Ladra. "Nas últimas horas, a situación ten mellorado bastante no curso dos ríos, tal e como indican os sistemas de control e seguimento das concas. Non obstante, no Ladra aínda poden producirse desbordamentos, pois ten superado os limiares establecidos ao seu paso por Begonte", explican.

En tractor para llegar al autobús escolar
Comentarios