Miércoles. 26.06.2019 |
El tiempo
Miércoles. 26.06.2019
El tiempo

La térmica de As Pontes lleva tres semanas casi sin actividad en una época difícil para el carbón

La central de As Pontes, apagada. C.ARIAS
La central de As Pontes, apagada. C.ARIAS

El mayor peso de las renovables en la generación de electricidad y la subida del impuesto al CO2 frenan la producción. Los 150 transportistas están parados

La térmica de Endesa en As Pontes, la mayor central de carbón que funciona en España, con 1.800 megavatios de potencia instalados, lleva tres semanas sin apenas actividad, en una época difícil para el carbón.

Desde principios de mayo, la central pontesa permaneció, a excepción de algún día puntual, con los cuatro grupos productivos apagados, con una imagen sin humo en la chimenea ni vapor en las calderas que no es habitual en la localidad.

"Este mes estuvo muy poco en funcionamiento, como la mayoría de las térmicas de carbón, pero no hay ningún motivo de indisponibilidad", explican desde el comité de empresa, mientras aseguran que la situación de inactividad es algo "transitorio". "Esperamos que ahora cuando llegue el verano y los consumos aumenten vuelva otra vez a repuntar", añadieron.

El mayor peso de las energías renovables en la generación de electricidad y la subida del impuesto al CO2 son algunas de las causas que frenan la producción de las térmicas. "El año pasado la tonelada de CO2 estaba por esta época a seis euros y este miércoles se pagaba a 25,50 euros por tonelada. Es el precio el que te saca del mercado", explicaban desde el comité de empresa de As Pontes.

Y la estructura de generación, que muestra en tiempo real la web de Red Eléctrica, dejaba este miércoles por la tarde poco más del 3% para el carbón, mientras los ciclos combinados de gas (32%) y la nuclear (17%) se llevaban la mayor parte, junto a las renovables.

Endesa, por su parte, explicó que la caída de la producción en la central de As Pontes, al igual que en otras térmicas españolas, se debe "a una situación global y coyuntural" debida a las condiciones del mercado, que no responde a decisiones empresariales de la propia eléctrica.

Y mientras continúan con las obras de reforma para adaptar la central pontesa a la normativa de emisiones europea —actualmente se trabaja en la desulfuradora— se buscan nuevas vías para seguir siendo una central competitiva.

Unos de los primeros afectados con el parón de la central de As Pontes fueron el colectivo de los transportistas, formado por unos 150 camioneros, que llevan parados sin subir carbón, según ellos mismos indicaron, casi un mes. "El parque de carbones está lleno y el puerto se llenará a principios de la semana que viene", indicaron, mientras mostraron su preocupación si la situación continúa durante mucho más tiempo.

La térmica de As Pontes lleva tres semanas casi sin actividad en...
Comentarios