sábado. 25.09.2021 |
El tiempo
sábado. 25.09.2021
El tiempo

"Subidón" a 200 por hora

La empresa Skydive-Maia se traslada cada año al Critérium Aeronáutico para ofrecer saltos en paracaídas. SEBAS SENANDE
La empresa Skydive-Maia se traslada cada año al Critérium Aeronáutico para ofrecer saltos en paracaídas. SEBAS SENANDE
Saltar en paracaídas se ha convertido en una de las opciones de deporte de aventura con más adeptos. Ahora, en Rozas, se puede vivir la experiencia

VER GALICIA a vista de pájaro es una de las alternativas de ocio que cada vez demandan más los gallegos. Caída libre, 3.000 metros de altura y adrenalina por un tubo, son los mejores ingredientes para disfrutar del paracaidismo.

Con apenas catorce días de vida, Fran Abelleira recibió el conocido bautismo del aire. Nació entre aviones. Su abuelo, su padre y sus tíos se pasaban el día volando. Hoy coordina las actividades de paracaidismo en el Critérium Aeronáutico Galicia, que se celebra este fin de semana en el aeródromo lucense de Rozas.

Sin límite de edad, tirarse al vacío se ha convertido en una opción de regalo para muchas personas: tanto despedidas de soltera, cumpleaños como aniversarios.

"Todo el que lo prueba, repite", asegura Abelleira, un apasionado de la aviación. Y es que los nervios de la primera vez, impiden disfrutar del salto y, cómo no, de las vistas que hay a 3.000 metros.

No se trata tanto como deporte de riesgo, sino como de aventura. La suma de 40 segundos de caída libre y una velocidad de 200 kilómetros por hora solo tienen un resultado: "Un subidón".

Nadie se arrepiente de esta experiencia. "Cuando tocan suelo quieren volver a subir", afirma el hijo del presidente del Real Aeroclub de Lugo, Luis Abelleira.

En cuanto a límites, tiene alguno. Por ejemplo, el peso. Aquellas personas que superen los 100 kilosno podrán realizar la actividad por temas de seguridad y, si se tiene alguna enfermedad, se pedirá un informe médico que acredite que se está en condiciones óptimas para saltar.

Los menores de 16 años no pueden tirarse en paracaídas, y aquellos comprendidos entre los 16 y los 18 años necesitarán una autorización, además de estar los padres presentes en el salto.

La seguridad es indispensable en estas actividades. Por ello, los participantes siempre van equipados de arné y dos paracaídas, uno de ellos de emergencia. "La aviación es muy segura. No hay que tener miedo a que falle el sistema de seguridad. Es más probable matarse en el coche o en la moto, que volando", asegura Abelleira.

Tanto la apertura del paracaídas como el aterrizaje son suaves. Este último se realiza en hierba. Es una experiencia única para el verano, la mejor época del año para practicarlo. La temperatura es ideal y los días son más largos.

Para aquellos que aún no lo han probado, Abelleira tiene dos consejos: "Atreverse y animarse".

Además, asegura que Galicia es uno de los sitios más especiales para practicalo. "Ves la costa y todo verde. Si te coincide con el atardecer, es precioso", confiesa.

Si alguien está interesado en saltar en paracaídas solo tiene que ponerse en contacto con el Real Aeroclub de Lugo. El precio medio por salto es de 200 euros, aunque estos días también se puede disfrutar de otras actividades, como son el vuelo acrobático y los bautismos en las aeronaves.

Cursos y saltos, ahora todo el año
La empresa portuguesa Skydive-Maia se traslada cada año al Critérium Aeronáutico para ofrecer saltos en paracaídas. La compañía amplía su negocio y abre sede en Lugo, donde prestará los mismos servicios que en Portugal. Ofrece saltos tándem (acompañados por un instructor) por 200 euros, así como cursos de paracaidismo por 1.300-1.600 euros. Este último consiste en ocho saltos, a partir de entonces, se salta solo, sin necesidad de un instructor.

"Subidón" a 200 por hora
Comentarios