Lunes. 20.05.2019 |
El tiempo
Lunes. 20.05.2019
El tiempo

Un siglo de patrimonio sobre ruedas

Automóviles expuestos en la Concentración de Vehículos Clásicos de As Pontes. C.PÉREZ
Automóviles expuestos en la Concentración de Vehículos Clásicos de As Pontes. C.PÉREZ

La III Concentración de Vehículos Clásicos de As Pontes batió su récord con 300 participantes que llenaron la villa de color e historia

"Participamos porque esta concentración está en la línea del centro museológico, se muestra la historia del siglo XX a través del automóvil", explicaba este domingo Ángel Jove, de la Fundación Jorge Jove de A Coruña, entidad que, entre otros cometidos -en octubre inaugurará un museo en Silleda sobre la evolución del campo- atesora "369 joyas de la corona", gracias a una afición que iniciaba su padre hace más de 40 años y que este fin de semana le hizo sumarse a la III Concentración de Vehículos Clásicos de As Pontes.

"Lo bonito de este tipo de actuaciones es ver que se potencia la automoción y la restauración, año a año ves coches más cuidados y mejor restaurados", incidió Jove, que considera el mundo de motor como "una parte fundamental de nuestra economía". "Los clásicos dinamizan, mira toda la gente que hay aquí», concluyó, recordando que «los coches son patrimonio y parte de nuestra historia".

Y sin duda lo son los seis vehículos con los que la fundación contribuyó a la exposición pontesa. Seis modelos de competición, desde un Delage de 1908, que "había que saber conducir de verdad" para manejarlo, hasta un Sanford P de 1932, un modelo francés con una sola rueda trasera "para evitar que las transmisiones ocasionaran pérdida de potencia".

La cita incluyó una muestra de coches de competición de inicios del siglo XX cedidos por la Fundación Jorge Jove de A Coruña

Estos bólidos de otra época generaron mucha expectación, aunque si algo le quedó claro al numeroso público que acudió a la cita es que había mucho en lo que fijarse. Agrupados desde 1900 hasta 1963 y a partir de este año, con una apartado especial para una treintena del clásico Seat 600 -también se sorteaba uno-, unos 300 vehículos, entre coches y motos, llegados de toda Galicia y también de otros puntos de España, llenaron las principales calles pontesas. No faltó ni un camión de bomberos de los años 70 procedente de Asturias y que repetirá en la Festa do Camionero, ni la mítica Rubia cuidadosamente restaurada, que volvió a ser centro de miradas y comentarios: "É unha pasada de coche", "está chulísima", "é moi bonito"...

"É impresionante, pola cantidade e pola calidade dos coches e pola organización que teñen", decía José Penaloga, de Begonte, que acudió por primera vez con su Seat 1.500, junto a su amigo Javier Rodríguez, con su Citroën 2CV, que ya había disfrutado de la concentración el pasado año y se quedó con ganas de repetir.

"É un éxito total", indicaron Manuel Bouza Cholo, y José Manuel Durán Rodríguez, responsables de la organización de la cita, que batió el récord de afluencia y sumó atractivos, como puestos de venta de clásicos y de recambios y la participación de diversos comerciantes locales con un mercado de oportunidades.

Música, una comida colectiva en el lago, un recorrido por el pueblo o la entrega de diversos premios entre los vehículos presentes completaron la cita.

Un siglo de patrimonio sobre ruedas
Comentarios