jueves. 04.03.2021 |
El tiempo
jueves. 04.03.2021
El tiempo

La semana virtual de la Filloa de Muimenta reúne un centenar de fotos

Cristina 1
Una de las imágenes compartidas por los usuarios. EP
Los organizadores se muestran satisfechos por la implicación y animan a seguir compartiendo a través de las redes

La celebración virtual de la Festa da Filloa de Muimenta, que debería festejarse hoy, cumple su cometido y ha reunido, en solo cuatro días, más de un centenar de fotografías antiguas compartidas por los usuarios en las redes sociales. En ellas, algunas de las primeras ediciones, aparecen filloeiros, pregoneros, músicos o visitantes, pero también actos de presentación de la fiesta.

La iniciativa, ideada desde la comisión organizadora de la Moexmu y de la Festa da Filloa, buscaba conmemorar durante una semana, desde el 27 de abril hasta este domingo 3 de mayo, el evento gastronómico a través de la pantalla, al no poder celebrarse por primera vez desde 1992, año en el que echaba a andar la cita.

Bajo los hashtags #Filloa, #FestaFilloa, #FestaFilloaMuimenta, #FilloaMuimenta o cualquiera que esté relacionado con esta Festa de Interese Turístico de Galicia, cualquier persona puede compartir fotos y vídeos de alguna de las ediciones anteriores, pero también ideas y reflexiones acerca de este manjar, "para manter vivo o espírito da filloa", apuntan desde la organización. Todo el material reunido será publicado en las redes de la Moexmu.

"Estamos moi satisfeitos coa implicación da xente, participaron sobre todo os veciños de Muimenta", afirma José Manuel Rus, coordinador de la comisión, "pero hai algo de todo". Y es que desde la entidad que organiza la Festa da Filloa da Pedra da Baña también aportaron su grano de arena, así como lo hizo la Diputación de Lugo y la Axencia de Turismo, dependiente de la Xunta de Galicia, que también participaron en esta iniciativa compartiendo sus propios vídeos.

Así mismo, los organizadores esperan recibir durante la jornada de este viernes más documentos gráficos de los 28 años de celebración en el recinto Manuel Vila de Muimenta, que hoy debería estar repleto de vecinos y visitantes. Uno de los momentos centrales del evento sería la lectura del pregón, que en esta ocasión correría a cargo de Alberto Sotillos, quien hizo público en su blog el texto que leería ante los presentes.

"Se alguén vai facer filloas na súa casa o primeiro de maio, que se anime a enviar as súas fotos", recuerdan desde la comisión, y añaden que prevén reunirse tras el levantamiento del estado de alarma para decidir si se aplaza la Festa da Filloa a otro mes o se pospone hasta 2021.

Una filloa pendiente

Este texto nunca debió ser leído más que por una persona.

Esa persona debía memorizarlo y a ser posible, en gallego. Era lo justo, lo correcto.  Su espacio no es este, no se tecleó para aparecer en una pantalla, encerrado, sino para disfrutar de una fiesta abierta, en la que el esfuerzo de cientos de vecinos hacen que la Filloa de Muimenta sea tanto como merece.

Ahora más que nunca se notan las diferencias importantes, las distancias, lo que perdemos. Claro que pensamos en la familia, claro que no tenemos más remedio que acordarnos del trabajo, pero en la ecuación faltan piezas importantes.

Compartir tiempo juntos. Esa era la ideal central de un pregón que no podré dar hoy, pero que espero me reserven para más adelante y así no perder el honor de poder ser parte de A Festa da Filloa de Muimenta. Poner voz a la dedicación diaria que conlleva, a la apetitosa acumulación de filloas y al compromiso de tantos por mantener viva una tradición tan esencial es un regalo que espero poder compartir lo antes posible con todos ellos.

Vamos a necesitar más que nunca recuperar estos momentos, para volver a sentirnos juntos. Para volver a saber que el paladar no reconoce distancias, sino que se deleita con los sabores. Fácil, si hablamos de filloas.

Estar uno al lado del otro, para mejorar al resto. Es algo que ya sabíamos hacer mucho antes de que una pandemia nos pusiera a prueba y es precisamente lo que nos está robando en estos días así que no cejemos en el empeño de recuperar lo que es nuestro, lo que nos hace ser como somos.

Me pidieron brevedad para el pregón, y voy a respetarlo incluso por escrito.

Celebremos la fiesta, compartamos nuestra comida, bailemos la música que suene y no olvidemos que dentro de poco estaremos rebosantes de felicidad… y de filloas.

Yo, el primero.

Alberto Sotillos

La semana virtual de la Filloa de Muimenta reúne un centenar de fotos
Comentarios