sábado. 08.05.2021 |
El tiempo
sábado. 08.05.2021
El tiempo

Revientan con explosivos un cajero en A Pastoriza para llevarse 30.000 euros

2021050211345767755
La sucursal, custodiada por la Guardia Civil. M.R.
La detonación provocó cuantiosos daños en la sucursal y dejó restos de material a 20 metros

La localidad de A Pastoriza se despertó el sábado sobresaltada después de que autores desconocidos reventaran con algún tipo de material explosivo el cajero de Caixa Rural, provocando cuantiosos destrozos en la sucursal y llevándose un importante botín, que algunas fuentes de la investigación cuantificaron en torno a los 30.000 euros.

ROBOCAJERO PASTORIZA (29)Los hechos ocurrieron sobre las dos de la madrugada del sábado, cuando los ladrones accedieron al cajero de la oficina bancaria -ubicado en el interior, entre la puerta principal y la de acceso a la sucursal- y le provocaron un estallido al inyectar un gas en el aparato o con un artefacto explosivo, que son los dos métodos habituales que usan las bandas que cometen este tipo de asaltos, bastante frecuentes en los últimos años en otros puntos de España.

Tras la explosión, que activó la alarma del local, los asaltantes cogieron rápidamente todo el dinero que pudieron del cajero, que si bien aún estaba pendiente de cuantificar rondaría los 30.000 euros.

Todo parece indicar que no llegaron a entrar al interior de la sucursal, la cual quedó completamente destrozada y tendrá que estar cerrada varios días para arreglar los desperfectos.

La explosión fue tal que la puerta exterior del local salió volando varios metros hasta la rampa de acceso del centro de salud de A Pastoriza, que se encuentra en la acera de enfrente. Otros restos menos voluminosos fueron más allá, terminando a unos 20 metros del inmueble.

También reventaron los cristales y parte de la pared que da a la Avenida de Muimenta. De hecho, el muro estaba tan dañado que, de no ser que parte de él estaba aún enganchado por el embellecedor del cartel de Caixa Rural, se habría caído tras la detonación.

La Guardia Civil inició una investigación para la que los Tedax acudieron a tomar muestras

Hasta el lugar de los hechos se trasladaron al poco de saltar la alarma varias patrullas de la Guardia Civil, que inició una investigación para tratar de esclarecer el robo y localizar a sus autores. Para ello, procederán a la visualización de las imágenes de las cámaras de seguridad, que grabaron los momentos previos a la explosión. Tras esta, dejaron de funcionar.

También acudieron efectivos de los Tedax, que trabajaron durante unas ocho horas en la zona para recabar pruebas y también muestras para determinar el tipo de material explosivo empleado y arrojar así algo de luz a lo ocurrido.

Mientras estuvieron trabajando se acordonó la zona, de forma que la Avenida de Muimenta estuvo cortada al tráfico y a los peatones entre la farmacia y el centro de salud. Al finalizar, se creó un perímetro de seguridad en torno a la oficina, debido a los daños en la estructura y la más que probable posibilidad de que parte de la pared dañada se viniera abajo.

Durante toda la jornada del sábado, y previsiblemente la de este domingo, la oficina estará custodiada por seguridad privada ante la imposibilidad de cerrar de alguna forma el local y hasta que se puedan realizar las obras de reforma en él.

El suceso causó un importante revuelo en A Pastoriza, donde el sábado además era día de feria -los puestos se ponen precisamente junto al consistorio, enfrente a la sucursal afectada-, tanto por el despliegue como por los impresionantes daños que se veían en la oficina bancaria.

Varios vecinos reconocían haber escuchado la explosión, pero que no vieron nada raro, mientras que otros no oyeron nada pese a vivir cerca y que el estruendo tuvo que ser fuerte. "Vivo cerca pero non me enterei. Si que escoitei aos cans ladrar, pero pensei que era porque andaba o raposo por aí", reconocía una vecina.

Otros miraban sorprendidos y calificaban el suceso de "alucinante", mientras la preocupación también se hacía notar. "A día de hoxe parece que non estamos seguros en ningunha parte. Que un lugar tan tranquilo como A Pastoriza teña que sufrir un atentado deste calibre resulta totalmente inesperado e inexplicable", reconoció el alcalde, Primitivo Iglesias, que se acercó a la zona, al igual que la teniente de alcalde, Elva Carreira, sobrecogida también por este "sobresalto".

La oficina estará cerrada por obras
Personal y técnicos de Caixa Rural estuvieron ayer en la oficina pastoricense para ver los daños que produjo este sorprendente robo, cuyo modus operandi impactó a cuerpos de seguridad y vecinos. Tras una primera valoración, el local precisa de actuaciones urgentes, ya que hay varias estructuras muy dañadas. Aunque tratarán de ejecutarlas lo antes posible, la sucursal estará cerrada varios días.
Interior
Por dentro, las instalaciones quedaron destrozadas y con todo el material esparcido y dañado.

Revientan con explosivos un cajero en A Pastoriza para llevarse...
Comentarios