Retiran losas de pizarra del auditorio vilalbés para evitar desprendimientos

El Concello revisará todas las fachadas de un edificio de 1997 que tiene "moitos problemas de orixe, na súa construción"
undefined
photo_camera Fachada del auditorio vilalbés. M. ROCA

El Concello de Vilalba promovió la retirada de losas de pizarra de la fachada principal del auditorio municipal Carmen Estévez por seguridad, debido al riesgo de desprendimiento, una problemática más en un edificio de 1997 que tiene "moitos problemas de orixe, na súa propia construción", tal y como indica Tamara Rodríguez, concejala de Cultura.

"Había lousas que se movían, en mal estado, e retiráronse para evitar que caesen porque non están ben colocadas nos carrís, só están suxeitas con grapas", explica acerca de una problemática que se detectó hace más de medio año, cuando se colocaron unas vallas.

"Pedinlle un informe ao arquitecto municipal do estado da edificación e recomendou colocar un andamio de contención para evitar risco e poder usar as portas de emerxencia", explica Rodríguez, y señala que la intención del gobierno local era retirar las losas dañadas a finales del año pasado, pero debido al reducido número de empresas que trabajen en este tipo de fachadas se pospuso.

En total, se retiraron unas 20 losas, de unos 60 centímetros por un metro cada una, en la fachada principal del auditorio, la que da hacia la plaza, que ahora se ve con huecos anaranjados que en realidad son trozos de la manta de aislamiento del propio edificio.

El Concello de Vilalba prevé ahora revisar todo el inmueble para "darlle seguridade" y sustituir las piezas que se quitaron por otras nuevas para "devolver o edificio ao seu aspecto orixinaL". "Fai falta financiamento porque non é só conseguir as lousas, senón colocalas", apunta la edila, que indica que el mismo problema que se detectó en el auditorio también ocurre en la casa rectoral, donde a través de las fachadas también se ve la manta de aislamiento.

El auditorio, la casa rectoral y los edificios de As Pedreiras se realizaron en una misma promoción. En el Carmen Estévez, que fue diseñado por César Portela, hubo problemas de filtraciones y goteras desde su inauguración y en 2014 la Xunta adjudicó los trabajos de mejora, que incluían cambiar la cubierta, por más de 250.000 euros. La obra del auditorio alcanzó los mil millones de pesetas de la época.

Comentarios