El restaurante Boavista devuelve los fogones al polígono meirego

El local reabre, tras cinco años cerrado, con servicio de desayunos y comidas
undefined
photo_camera Los dueños del restaurante Boavista, a las puertas del mismo. TEÓFILO LÓPEZ

El polígono industrial de Meira estaba huérfano, desde hace ya cinco años, de algo tan necesario en una zona industrial como lo es un restaurante al que ir a comer entre turno y turno, o en el que tomar ese reparador café con los compañeros antes de entrar al trabajo y ponerse manos a la obra.

Pero el restaurante Boavista reabrió sus puertas tras un largo periplo cerrado y ya sirve, jornada tras jornada, menús del día, desayunos o meriendas, entre otra variada oferta.

A los fogones, la dueña, Lidia García, comenta que todo surgió porque llevaban tiempo "buscando un negocio en un polígono" y este restaurante meirego fue el que más les gustó. Concordaba también con la experiencia que tienen tanto ella como su pareja, Antonio Martínez, en la hostelería, un sector que ya conocían.

"Para nosotros es todo un reto ya que aunque no es un trabajo nuevo, siempre habíamos trabajado para alguien y con esta nueva aventura salimos de nuestra zona de confort", explica la dueña, «contenta» con el inicio.

Así, la pareja, llegada desde Córdoba, de donde es Antonio, cumple con su cometido de trabajar en un polígono a la par que satisfacen una necesidad que no estaba cubierta en el mismo, como era la de la restauración. "Nos dijeron que hacía falta un negocio de hostelería porque hay muy poca oferta y los trabajadores necesitan donde comer" apuntan.

Y así es como el Boavista recupera su actividad un lustro después, devolviendo a la zona industrial los clásicos menús del día en un ambiente "muy familiar" que ya se notó en la inauguración.

Comentarios