Restauran dos imágenes en Muimenta con los fondos sobrantes de las patronales

La comisión de fiestas destinó el dinero a tres iniciativas, una de ellas reparar las imágenes que representan el Sagrado Corazón y la Virgen de los Milagros
La virgen, pendiente de arreglar, y el Sagrado Corazón, restaurado. EP
photo_camera La virgen, pendiente de arreglar, y el Sagrado Corazón, restaurado. EP

La restauradora Dolores Lago Arce acaba de hacer entrega en Muimenta de la escultura del Sagrado Corazón, tras repararla, y de recoger la de la Virgen de los Milagros para realizar este mismo proceso gracias a la iniciativa de la comisión de fiestas de 2023, que decidió costear esta actuación en ambas imágenes con parte de los fondos sobrantes de la organización de las patronales de San Cristovo e Santa Mariña.

"Estaban deterioradas, sobre todo a do Sagrado Corazón, polo que se vía unha actuación necesaria para conservar o patrimonio da parroquia, tendo en conta ademais que son dúas imaxes que foron doadas por dúas familias de Muimenta hai moitos anos", explican los promotores de la iniciativa, José Manuel Rus y Uxía Rodríguez, que recuerdan que ambas formaban ya parte de la imaginería de la iglesia vieja, trasladada a la nueva, donde ya se puede contemplar la mejora experimentada por el Sagrado Corazón.

"É unha escultura que debe ser de mediados do século XX, de madeira de castiñeiro, que non está feita nunha soa peza, senón que está ensamblada", precisa la restauradora, que detalla que su policromía estaba muy levantada y tenía muchas hendiduras, óxido en los clavos o partes rotas, como el ala del agente, un dedo o el copón del centro.

Lago explica que lo primero que hizo fue un desinsectado curativo y preventivo, para luego tapar las brechas y reponer las faltas antes del estucado, para finalmente reintegrar la policromía en aquellas partes que se vio necesario.

Una vez culminado este primer trabajo, la restauradora afincada en Outeiro de Rei procederá a restaurar la segunda imagen, también de madera de castaño y que requiere de una intervención menor al estar mejor conservada, si bien también presenta una cabeza de un angel rota o golpes.

Otras ayudas

En su deseo de que los fondos sobrantes de las fiestas revertiesen en la parroquia y en actuaciones beneficiosas para los vecinos, Rus y Rodríguez también destinaron parte de lo recaudado a organizar una jornada de cantos de taberna, la primera cita de este tipo que se celebró en Muimenta, y aportaron una ayuda para colaborar con la asociación Aquilino Iglesia Alvariño en la restauración del cobertizo del área recreativa Ribas do Miño.

Comentarios