Lunes. 24.09.2018 |
El tiempo
Lunes. 24.09.2018
El tiempo

La rehabilitación del consistorio de Begonte afronta su recta final

Últimos ajustes en el interior del consistorio, hace días. C.PÉREZ
Últimos ajustes en el interior del consistorio, hace días. C.PÉREZ

El Concello busca ayudas para restaurar la fachada y dotar el inmueble de mobiliario

 

Hace poco más de un año, el Concello de Begonte iniciaba las obras de reforma integral de la casa consistorial, un emblemático edificio con más de medio siglo de historia. Las dos primeras fases de las obras, con una inversión que ronda los 300.000 euros, ya han concluido, aunque todavía queda pendiente la mejora de la fachada y la dotación del nuevo mobilitario.

"Temos solicitado axudas a outras administracións para afrontar o que está pendente, para o que calculamos que se necesita un investimento duns 80.000 euros", explica el alcalde de Begonte, José Ulla, satisfecho por el renovado aspecto que presentan las instalaciones municipales tras muchos meses de obras.

La intervención comenzó por la cubierta del inmueble, que presentaba importantes deterioros, lo que derivaba en goteras y diversas deficiencias —el suelo de madera era un peligro— en el segundo piso del consistorio, diseñado originariamente como vivienda para el secretario, pero que estaba siendo usado como almacén.

El alcalde espera poder regresar a la casa consistorial localizada en la Praza Irmáns Souto Montenegro en unos meses

Una vez concluyan las obras, su uso será completamente diferente, pues el equipo de gobierno ha decidido que este renovado espacio sea el nuevo salón de plenos municipal.

La primera planta sí mantendrá funciones similares a las que ya tenía, aunque con un aspecto completamente diferente, pues se ha potenciado luminosidad con la dotación de paredes acristaladas. La alcaldía, tesorería, secretaría o los despachos de los concejales estarán en este nivel.

La planta baja se ha reservado para albergar los servicios de la administración general, de manera que sean lo más accesibles posible para los vecinos, tal y como precisó el regidor. Personal como el arquitecto, el agente de empleo o el trabajador social tendrán sus oficinas en el bajo.

La importante mejora de la accesibilidad es uno de los puntos en los que Ulla hace hincapié, ya que se han renovado las escaleras y se ha habilitado un ascensor, que antes no existía. La reforma se completa con medidas de ahorro energético en la iluminación, las construcción de baños, la renovación de toda la fontanería o la sustitución de puertas y ventanas.

El alcalde espera poder regresar a la casa consistorial localizada en la Praza Irmáns Souto Montenegro en unos meses, una vez que cuente con los fondos para completar las obras. Por el momento, la Xunta de Galicia ya ha destinado 100.000 euros al proyecto y 150.000 la Diputación, fondos a los que se suman unos 50.000 euros de las arcas municipales.

La rehabilitación del consistorio de Begonte afronta su recta final
Comentarios