martes. 04.08.2020 |
El tiempo
martes. 04.08.2020
El tiempo

El regreso de García Rodríguez a As Pontes de la mano de Edgar Goás

El señor feudal que le da sus apellidos a la villa vuelve a ocupar un papel protagonista a través de un proyecto que llena de color las calles

El señor de As Pontes, que todavía hoy le da sus apellidos al topónimo oficial, acaba de regresar a la villa que el rey Enrique de Trastámara le concedió el 30 de septiembre de 1371 por su lealtad y servicios prestados, tras luchar juntos en la batalla de Nájera. Vestido de caballero, García Rodríguez de Valcarce recupera su protagonismo en la localidad siglos después con un mural que por primera vez le pone cara dentro del proyecto As Pontes enPezas.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de El Progreso de Lugo (@elprogresodelugo) el

"Llevábamos tiempo hablando en la posibilidad de pintar a García Rodríguez en una pared céntrica. Y fue un reto porque no se sabía nada de él físicamente y hay pocos documentos", explica Edgar Goás, Wedo, el artista pontés que le dio vida al señor feudal en una pared de la Avenida de Galicia.

"Contactamos con historiadores y después buscamos a alguien del pueblo que se prestase a posar como señor feudal", dice un artista que reconoce que cuando la imagen empezó a ser reconocible fueron muchos los que empezaron a parar frente a su mural.

"Cada día para más gente", dice, mientras entre bromas explica que los niños, siempre con más imaginación, vieron a un caballero desde el principio mientras los adultos apostaban por un soldador. "Lo más difícil suele ser sacar el boceto y lo más importante es un buen encaje y buscar bien las gamas cromáticas", dice un muralista afincado en Barcelona que ya dejó su huella en países como Rusia o Bielorrusia.

Wedo participó en los inicios del As Pontes enPezas en 2017 con un mural de un gallego en la luna, también en la Avenida de Galicia. "Volver a participar para mí es mucho, el otro fue de los primeros que hice y fue lo que me llevó a meterme de cabeza en el mundo del muralismo", valora. Y habla de un proyecto que, a parte de llenar de color las calles, da oportunidades a artistas locales.

El proyecto de As Pontes enPezas mejora considerablemente la estética de la ciudad.

Al mismo tiempo que García Rodríguez, otros personajes aparecieron estos días en los muros. La profesora de pintura Pili Carballeira pintó con sus alumnas dos en la Rúa Chamoselo, uno en recuerdo a Xaquín das Herbas, un enigmático visitante pontés, y otro en homenaje a las lavanderas.

"Hay un lavadero y me contaron que antiguamente las señoras lavaban para gente rica, que les pagaban, y la idea es recordar los tiempos duros, pero también para recordar lo bueno, a compañeras charlando y niñas jugando", dice la autora, que valora un proyecto que mejora la estética de la localidad y da la oportunidad de mostrar el arte en las calles.

Usuarios de A Xanela y miembros de Artpo finalizaron estos días otra intervención en la Avenida da Coruña y en breve arrancará otro mural de Lucía Escrigas dedicado a las ferias. Y no serán los únicos. A lo largo de julio y agosto se realizarán unos 20 y auguran muchas sorpresas.

El regreso de García Rodríguez a As Pontes de la mano de Edgar Goás
Comentarios