Sábado. 22.09.2018 |
El tiempo
Sábado. 22.09.2018
El tiempo

Raza árabe y clase chairega

Fernando Teijeiro, con su potra Berenguela. MARTA MANCEBO
Fernando Teijeiro, con su potra Berenguela. MARTA MANCEBO

A PARES▶ Fernando Teijeiro Cupeiro suma medallas de oro a pares gracias a sus equinos Brío Dorado y Berenguela, dos ejemplares de raza árabe criados en su ganadería Alicorne de Castro de Rei, una de las pocas en toda la provincia de Lugo que se dedica en exclusiva a esta especie.

CARÁCTER FUERTE, resistencia sobresaliente, belleza pura y gran inteligencia. Estas son solo algunas de las características del caballo árabe, una de las razas de equinos más antiguas y con la que trabaja desde hace una década Fernando Teijeiro Cupeiro, de la ganadería Alicorne de Quintela (Castro de Rei), una de las pocas que se dedica a estos animales en exclusiva en toda la provincia.

O gandeiro chairego adquiriu hai unha década o seu primeiro exemplar e hoxe conta cunha explotación con 13 equinos

"Sempre tiven curiosidade pola raza e hai cousa duns dez anos adquirín unha egua en Rusia de liña árabe", cuenta Fernando. Después llegó otra desde Bélgica y así fue como, poco a poco, echó a andar una ganadería dedicada a esta especie, y que hoy suma 13 ejemplares únicos.

Fernando es el encargado de preparar a sus animales para triunfar «nos shows», como él los llama. La materia prima es fundamental, pero también trabajar diariamente y seguir una pautas muy concretas.

"Hai que adestrar con eles. Algúns fan unha hora de traballo ao día, outros máis... Hai moitas técnicas diferentes", dice, sin querer entrar en más detalles, quizás para no descubrir las claves que han situado a sus caballos en la élite internacional.

Y es que este criador chairego consiguió conquistar recientemente dos medallas de oro en el concurso internacional de la Semana Verde de Silleda. Y no era su debut.

Teijeiro ya había experimentado anteriormente las mieles del éxito con Brío Dorado, su caballo ganador. "Fun con el con dous anos e levou prata na categoría de mellor poldro nacido en Galicia. Con tres xa foi ouro por unanimidade dos xuíces", explica el ganadero, mientras recuerda que en la última edición del certamen fue seleccionado como el mejor semental de Galicia. "E aínda ten marxe para mellorar", apunta.

El ganadero chairego adquirió hace una década su primer ejemplar y hoy cuenta con una explotación con 13 equinos

Su hermana, Berenguela, no se quedó atrás. También logró conquistar al jurado con su destreza en la pista y situarse como la mejor potra de raza árabe. "Son os dous da mesma nai e do mesmo pai e quedaron aí arriba", dice satisfecho Teijeiro, mientras explica que la alimentación es otro de los puntos a tener en cuenta para hacer de cualquier ejemplar un ganador.

"A dieta é moi importante. Esta raza come máis veces e menos cantidade que outras", confirma el criador de Castro de Rei, mientras indica que el menú es sencillo y se basa "en herba seca e penso".

También dedica buena parte de su tiempo a cuidar con esmero el pelo de Brío Dorado y Berenguela "con acondicionador e brillo". "Para as competicións tamén se lles afeita ao redor do ollos", dice, mientras concluye que "dan moito traballo". Tanto o más que el dinero que cuestan.

Y es que esta raza, vinculada a gente poderosa, puede alcanzar cifras desorbitadas. "Poden pagar dende 1.000 a 30.000 euros. E xa escoitei dalgún xeque que pagou ata catro millóns", cuenta Fernando, más centrado en su siguiente reto que en la posibilidad de deshacerse de sus animales.

Tanto es así que ya está inmerso en la preparación para participar en el Nacional, que se disputará en Segovia en octubre, y donde tratará de colocar de nuevo a su semental entre los mejores de España. "E co tempo irei a algunha competición fóra", anuncia.

Raza árabe y clase chairega
Comentarios