domingo. 25.10.2020 |
El tiempo
domingo. 25.10.2020
El tiempo

Raúl Mirás: "A muchos les sorprendería saber que la música clásica les gusta y la disfrutan más de lo que creen"

Raúl Mirás. GUILLERMO ZULUETA
Raúl Mirás. GUILLERMO ZULUETA
El coruñés Raúl Mirás acaba de alcanzar un sueño al conseguir la plaza de solista de violonchelo en la Orquesta Sinfónica de Galicia, tras una larga trayectoria que comenzó hace años en el conservatorio de As Pontes

El músico coruñés Raúl Mirás, que inició su formación en el conservatorio de As Pontes, acaba de convertirse en el nuevo solista de violonchelo en la Orquesta Sinfónica de Galicia.

La música, ¿qué es?

Mi vida, me ha dado muchísimo, tanto profesional como personalmente. Me ha permitido viajar, descubrir culturas, gente... Es una profesión muy dura, pero es muy satisfactoria.

¿Qué significa esta plaza?

Va más allá de un sueño. Soy de la cantera. Estuve en la Joven Orquesta de la Sinfónica de Galicia y poder volver como profesional es un honor y una responsabilidad.

¿Da un poco de vértigo?

No. Me siento muy afortunado de la carrera que he tenido. Estamos hablando de la mejor orquesta de España y al nivel de las grandes europeas. Tengo respeto pero lo asumo con confianza y ganas.

¿Cuándo se incorpora?

De forma oficial en diciembre. El trabajo con la orquesta será semanal, pero es un trabajo al 100% y con mucha dedicación que va más allá del ensayo o el concierto, requiere mucho trabajo que no se ve, horas de estudio particular.

Su formación, que pasa por Suiza o Alemania, se inició en el conservatorio pontés. Siendo de A Coruña, ¿por qué As Pontes?

Empecé a estudiar chelo por un profesor que conocía y estaba allí, Ilia Keilin, y también estudié piano con Manuel Campello. Hice en As Pontes todo el grado medio de los dos instrumentos, tanto por los profesores como por las facilidades que tenía. Y ahora veo que fue la decisión acertada. Eso que detrás hay mucho esfuerzo de mis padres y muchos kilómetros. Son diez años de viajes cuando la carretera de A Coruña a As Pontes no estaba tan bien como ahora (ríe).

Le quedó vínculo y desde hace tres años organiza el Festival Son As Pontes. ¿Como surgió?

Surge por relación de amistad con gente del conservatorio, se propone la idea y desde el Concello lo aceptan encantados. ¡Y ojalá pueda seguir! Durante una semana se hacen ensayos abiertos al público y conciertos. Es una manera de poder ver música de cámara de máximo nivel y es un lujo poder acercarla a todo el mundo.

Con la pandemia, la cultura se dejó a un lado. ¿Qué opina?

La clase política aquí siempre ha minusvalorado la cultura, en general, y la música, en particular, y al contrario hay países como Alemania que la consideran un bien de primera necesidad. España está exportando muchos músicos y las instituciones deberían apoyar la cultura mucho más.

¿Cree que la música clásica se valora o es todavía desconocida?

Se tiene la idea de que es muy elitista y puede parecer lejana, pero es un mundo mucho más numeroso de lo que parece. La música clásica está en cada aspecto de nuestra vida y quizás a muchos les sorprendería saber que les gusta, la disfrutan y la conocen más de lo que creían.

¿Cómo está el nivel en Galicia o España con respecto a Europa?

En cuanto a la tradición es más reciente respecto a Centroeuropa, pero a día de hoy el acelerón que ha dado España ha sido increíble. Las escuelas europeas están llenas de españoles y en Galicia es gracias a la Sinfónica y al trabajo que ha hecho. La cantera va dando sus frutos y nutre a la orquesta.

¿Y entre el público?

Cada vez hay un público más especializado, que le gusta más, que disfruta y conoce mejor lo que está escuchando.

¿Le quedan retos?

Siempre quedan, un músico está en constante evolución, no existe la perfección ni techo. Siempre sales de un concierto pensando que podría haber salido mejor.

¿Es exigente?

Mucho, como cualquier músico no voy a estar satisfecho nunca. Es lo bonito y lo difícil.

Raúl Mirás: "A muchos les sorprendería saber que la música clásica...
Comentarios