Quejas por la reiterada turbidez del agua de la traída en Vilalba

El Concello explica que en los últimos días llegó enlodada por una avería "importante"
Una de las fotos compartidas. EP
photo_camera Una de las fotos compartidas. EP

Una avería "importante, que fixo baleirar os depósitos" provocó que en los últimos días el agua de la traída municipal de Vilalba llegara enlodada a diversas zonas del municipio, lo que ocasionó que se avivaran las críticas de los usuarios, que denuncian que el suministro llega con turbidez en muchas ocasiones y desde hace años y que está siendo más evidente en las últimas semanas a causa de las intensas lluvias.

El Concello informó de la avería a través de sus redes sociales y fueron muchos los vecinos que criticaron que el "agua embarrada" llevaba "semanas" llegando a las casas, por lo que incluso alguno dudaba que se hubiera producido una incidencia.

"Todos los años pasa lo mismo", "como se fose algo puntual" o "a historia de sempre cada vez que chove varios días" son algunos de los comentarios que se vertieron aportando incluso fotografías.

En el casco urbano, la peor parte se la llevó la zona alta, el entorno de la Avenida Terra Chá. "Es horrible", comentó una vecina, mientras que otra reconoció que tuvo que irse el pasado domingo a casa de unos familiares "para bañar a los niños y poder lavar ropa".

EP
EP

El edil de Servizos Públicos Municipais, Eduardo Vidal, explicó que la avería vació los depósitos y "arrastrou barro e entrou nas tubaxes xerais, o que fixo que chegase a varias zonas do concello". Una vez solucionada, se procedió a limpiar la red y "xa se purgaron a maioría dos circuítos que abastecen á vila", apuntó ayer.

Vidal comentó también que el enlodamiento del agua de los últimos días "non ten que ver co problema xeral que hai cos decantadores cada vez que chove con moita intensidade e que fai que a auga chegue turbia".

"As instalacións que temos nalgúns casos están obsoletas e temos que irlle poñendo remedio. Lamentamos que pasen estas cousas e intentamos actuar coa máxima celeridade", afirmó el edil vilalbés.

La solución pasaría por mejorar los sistemas de potabilización de las dos Etap para "evitar que os arrastres que chegan aos depósitos cando chove moito chegen aos consumidores". Para ello, se destina una parte del convenio del Concello con la CHMS, de 3,2 millones, para dotar estas instalaciones de decantadores lamelares que depuren los vertidos antes de su salida al cauce.

También quiere solicitar de nuevo subvenciones -la previsión de inversión para optar a fondos europeos era de 3,96 millones para siete concellos- para realizar mejoras en el abastecimiento y el almacenamiento de agua y digitalizar el sistema para detectar fugas y el consumo real.

Comentarios