Quejas por la falta de personal en la residencia de ancianos de Castro

Un familiar de un usuario denuncia que la situación se ve agravada por la huelga, pero el centro rechaza que haya incidencias
Una persona en una residencia. EUROPA PRESS
photo_camera Una persona en una residencia. EUROPA PRESS

Un familiar de uno de los usuarios de la residencia de ancianos de Castro de Ribeiras de Lea denuncia que el centro "no cumple los servicios mínimos de personal" exigidos por la Xunta, situación que, dice, se vio agravada por la huelga de trabajadores iniciada el día 17 y seguida en todos los geriátricos de gestión privada de Galicia. Piden un convenio que contemple la subida salarial, la rebaja de horas y una mejora de las condiciones laborales.

El denunciante, que ya puso en conocimiento de la Xunta esta situación -las plazas de la residencia de Castro son públicas-, asegura además que "una sola persona está para atender a 30 ancianos", la mayoría con alto grado de dependencia y que se encuentran "muchas veces" sin animadora, sin terapeuta ocupacional e, incluso, sin servicio de enfermería ni médico durante "más de 15 días porque está de vacaciones o de baja".

Las quejas de este familiar, que también critica la "mala alimentación" y llega a detallar que "toda la semana cenaron espinacas congeladas", son secundadas por la presidenta del comité de empresa por CC OO, Patricia Núñez.

Esta trabajadora asegura que el problema de falta de personal se arrastra desde "hai uns 13 anos" y matiza que el geriátrico trabaja "sempre" con los "servizos mínimos que esixe a Xunta", una ratio inferior al de las residencias públicas. Tanto es así que Núñez habla de "cinco enfermeiros e unha médica só pola tarde, cando antes tiñamos dous, un á mañá e outro á tarde" para los 172 usuarios.

LA RESIDENCIA LO NIEGA. Desde la dirección de la residencia de Castro, gestionada por Domus Vi, aseguran que "no notamos la incidencia de la huelga" y confirman que se cumple la ratio de personal por pacientes que exige el Gobierno autonómico. "Está trabajando todo el personal", apunta la directora, quien añade que es "mentira" que se pase 15 días sin médico en las instalaciones.

También desmiente la mala calidad de las comidas y dice que los menús, dirigidos a usuarios y personal, están elaborados por un nutricionista. Sin embargo, Núñez puntualiza que tan solo se destinan "tres euros por paciente ao día" para cubrir desayuno, comida y cena.