"Me quedé casi tan helado como cuando me enteré del crimen"

José Manuel Leal no ve "sentido" ni "lógica" en la anulación del juicio e insiste en que volverá a pedir la prisión permanente revisable para su expareja
José Manuel Leal con su hija desirée. AEP
photo_camera José Manuel Leal con su hija desirée. AEP

José Manuel Leal, el padre de la pequeña Desirée, se mostró este lunes contrariado y sorprendido por la resolución del TSXG al recurso presentado por la acusada por el asesinato de la menor. Apesadumbrado, reconoció que toda esta situación es "algo inhumana; ya lo fue en su día y lo sigue siendo" y que cuando se enteró se quedó "helado; no tanto, pero casi como cuando recibí la terrible noticia de lo del crimen de mi niña". Reconoce que no ve "sentido" ni tampoco "lógica" en el fallo que se hizo público y que "por supuesto que no" se esperaba que se ordenara volver a repetir el juicio.

"Pasar otra vez por lo que no le deseo a nadie que tenga que pasar. Para ese monstruo y su entorno, los que la fueron a defender, hoy seguro será un día de una noticia buena para ellos. Y yo mientras desviviéndome por hacer justicia a mi niña, y que vengan con estos tecnicismos... Respeto la decisión, no me queda otra, pero evidentemente no la puedo compartir", manifestó José Manuel Leal, e insistió en que en la repetición del juicio volverá a pedir la prisión permanente revisable.

¿Quién debe juzgar?

El padre de Desirée recuerda además que "toda la investigación que hubo está muy clara, con todas las pruebas y los indicios que había" y criticó que el alto tribunal gallego se cuestione "ahora" el veredicto del jurado popular. "¿Qué quieren ahora? ¿Qué le piden al jurado? Si quieren veredictos más motivados que no hagan estos juicios con jurados populares, que juzguen los hechos jueces profesionales", insistió Leal. 

También consideró negativa la resolución del TSXG el abogado que ejerció la acusación popular en nombre de la Fundación Amigos de Galicia, Francisco Lago. "Con todos los respetos al tribunal, la sentencia es precisa sobre ese particular y la prueba practicada así lo demostró", aseguró el letrado sobre las dudas en cuanto a la imputabilidad de la acusada.

Recordó que en el juicio "quedó claro" que la mujer "tenía una afectación" en sus capacidades, pero, aún así, sabía lo que hacía y el alcance de sus actos, de modo que se consideró "una atenuante de carácter simple".

El abogado de Ana Sandamil, Luis Rifón, por su parte manifestó que estaban "satisfechos" con la resolución del TSXG porque "mejora la situación de la acusada".

Explicó que la anulación de la sentencia era "uno de los motivos del recurso y se ha estimado", aunque también se pedía la aplicación del artículo relativo a la eximente, la eximente completa y la atenuante, que implicaría su ingreso en un centro penitenciario psiquiátrico.