El posible vertido en el río Magdalena deja cerca de 500 truchas muertas

La CHMS registró tormentas los días 8 y 11 e hizo analíticas para conocer el estado del agua
Algunas truchas recogidas. EP
photo_camera Algunas truchas recogidas. EP

Los agentes del Servizo de Protección Natural de Terra Chá, dependiente de la Consellería de Medio Ambiente, retiraron en la tarde del jueves un total de 477 truchas muertas del río Magdalena en Vilalba, presumiblemente afectadas por un vertido de la Edar, a falta de las comprobaciones y análisis pertinentes.

Los ejemplares retirados, entre los que también se contabilizaron cinco 'espiñentos', superaron los 70 kilos de peso. Los agentes constataron este viernes, en una nueva supervisión del tramo afectado -de unos 500 metros y comprendido entre la zona de la depuradora y el Muíño do Rañego-, que aún había truchas muertas en el agua, ya que la vegetación o el hecho de estar hundidas dificultaron su localización. Por ello, se prevé vigilar la zona en los próximos días para retirar las que se pueda.

Desde el Concello de Vilalba precisaron que están a la espera de recibir la notificación oficial por parte de las autoridades pertinentes por lo sucedido y a que los análisis esclarezcan si efectivamente la causa fue un vertido al desbordarse la depuradora por la tormentas -la materia sin tratar crea una película en la superficie del cauce que, unido al bajo nivel del río, deja a las truchas sin oxígeno-, tal y como se cree, o se debe a otra razón. Se recordó además que las obras del pozo de tormentas para solventar esta problemática recurrente desde hace años ya se iniciaron y se prolongarán durante los próximos meses.

Desde la Confederación Hidrográfica Miño Sil, que costea este proyecto a través de un convenio, constataron también que el SAIH (Sistema Automático de Información Hidrológica) registró sendas tormentas los días 8 y 11 "que pudieron provocar alivio de la Edar", si bien aclaran que fueron "cortas" y que al acudir "ya no aliviaba".

Los técnicos "tomaron muestras en el vertido de la Edar para verificar si cumplen los valores límite de emisión de la autorización", según confirman desde este organismo autónomo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica, avanzado que estas se analizan en el laboratorio.

Comentarios