viernes. 23.08.2019 |
El tiempo
viernes. 23.08.2019
El tiempo

Portomarín vibró al calor de las alquitaras

La fiesta de exaltación del aguardiente reunió en la villa a miles de personas, animadas por el buen tiempo. Román Rodríguez destacó durante su pregón el papel de este aromático licor como símbolo de la cultura popular gallega

PORTOMARÍN. A falta de un año para celebrar su medio siglo de existencia, la Festa da Augardente de Portomarín volvió a demostrar su alto poder de convocatoria. Miles de personas se desplazaron ayer, día grande de la celebración, hasta la localidad para disfrutar de este aromático licor, destilado con mimo en las alquitaras de los productores locales.

La jornada sirvió, además, para exaltar otro de los productos gastronómicos más característicos de la localidad, como son las ánguilas del Miño.

El encendido de las alquitaras situadas en la Praza do Camiño dio el pistoletazo de salida a una jornada festiva que tuvo en el buen tiempo su gran aliado.

Estas agradables temperaturas hicieron que miles de personas se animaran desde primera hora a visitar la localidad para disfrutar de la fiesta. Los asistentes pudieron degustar aguardientes de distintos modos -natural, hierbas, café, menta o crema de orujo- elaborados por los productores de la localidad.

Tampoco faltó en esta edición de la fiesta uno de los actos más tradicionales de esta celebración, como es el nombramiento de los nuevos Cabaleiros y Damas de la Orde Serenísima da Alquitara.

Quince nuevos caballero y damas, entre ellos, Blanca de Cora García Montenegro, ingresaron en la Orde Serenísima da Alquimia

Este año se incorporaron a la orden quince nuevos embajadores. Como damas fueron distinguidas la médica Vanesa Suárez Fente, la periodista María Dolores Cela Castro, la subdelegada del Gobierno en Lugo, María Isabel Rodríguez López, y la adjunta a la presidencia del grupo El Progreso, Blanca de Cora García Montenegro. Como caballeros, entraron a formar parte de la orden, José Antonio Castro Liz (funcionario de la Diputación de Lugo), Antonio Enrique Gesto Fernández (bancario), Atilano Hinojosa Galindo (teniente general de la Guardia Civil), Miguel Ángel Gil Martín (presidente del consejo de administración de Ditram), Juan José López Yáñez (notario de Sarria), Rubén Soengas Lama (hostelero de Portomarín), Armando Castosa Alvariño (alcalde de Cospeito), José Manuel López González (concelleiro de Portomarín), Luis Rodríguez Ojea (jefe de producción de Coren), Manuel Pérez Vázquez (cosechero) y el conselleiro de Cultura e Turismo de la Xunta de Galicia, Román Rodríguez, quien fue, además, el encargado de leer el pregón de esta 49ª edición de la Festa da Augardente.

Desde el balcón de la casa consistorial, Román Rodríguez -que estuvo acompañado por los nuevos miembros de la Orde Serenísima da Alquitara y del alcalde de la localidad, Juan Serrano- reivindicó en su discurso el papel del aguardiente como símbolo de la cultura popular gallega.

Durante su intervención también aludió al ingrediente principal del aguardiente, "o bagazo", «procedente das uvas colleitadas nestas terras da Ribeira Sacra, de viticultura heroica e desde hai uns días, candidata a Patrimonio Mundial da Unesco», destacó.

El conselleiro de Cultura también puso a Portomarín como «o gran exemplo da nosa mellor tradición hospitalaria» asociada el Camino de Santiago.

Terminado el pregón, se celebró el concurso de cata y, ya por la tarde, la animación continuó con la actuación de la orquesta Tango y el espectáculo Terras de Queimada, a cargo del Bruxo Queimán.

Portomarín vibró al calor de las alquitaras
Comentarios