sábado. 08.08.2020 |
El tiempo
sábado. 08.08.2020
El tiempo

Un pontés regala flores al personal que trabaja en plena cuarentena del Covid-19

Nacho Díguele
Nacho Díguele
Nacho Díguele repartió 400 paquetes de tulipanes e iris entre el centro de salud, supermercados y la residencia de ancianos

El pontés Nacho Díguele, floricultor de profesión, hizo de Santa Klaus en marzo, pero en lugar de juguetes lo suyo son las flores. Unos 400 paquetes de tulipanes y de iris que él mismo cultiva en As Pontes fueron entregados al personal de diversos sectores que trabaja durante los días de confinamiento y llenaron de color el undécimo día de cuarentena.

Empleados de los supermercados de la localidad, de farmacias, de servicios de limpieza, de servicios sociales, del centro de salud y usuarios y personal de la residencia geriátrica fueron los afortunados en recibir flores. ¿El objetivo? "Darles una alegría a todos esos trabajadores, sacarles una sonrisa", afirma Nacho, quien comenzó en la mañana del lunes con su labor altruista, que culminaba el martes en la residencia de mayores. "Intenté no dejar a nadie sin ellas, como tengo flores para todos...", bromea este vecino, autónomo, que también ve golpeado su negocio en tiempos de coronavirus.

Generalmente, sorprendió bastante esta idea, hubo personas que se emocionaron y algunos hasta lloraron

Generated by  IJG JPEG LibraryY es que sus tulipanes e iris plantados hace unos cuatro meses tenían un destino diferente que, debido al parón forzoso a causa de la declaración del estado de alarma, Nacho se vio obligado a cambiar. "La idea surgió en la semana de San José, en la que solía haber bastante venta", explica, "y el confinamiento nos pilló con bastante flor cortada y guardada en las cámaras". Así que había dos posibilidades, "o tirarla toda o regalarla, y lo último que quería era echarla en la basura".

Ante la imposibilidad de entregarla a los vecinos para evitar el efecto llamada y que la gente no salga de sus casas, la decisión estuvo clara. "Generalmente, sorprendió bastante esta idea, hubo personas que se emocionaron y algunos hasta lloraron", dice Nacho, promotor de una iniciativa original que sus vecinos aplaudieron a través de las pantallas y las redes sociales.

Además, este pontés aprovecha así para promocionar el sector de la flor, "sin hacer daño a nadie, sin estropear nada e intentando alegrar a los que están agobiados". Ahora, con dudas planeando sobre el futuro más próximo de sus flores, seguirá poniendo a punto sus tulipanes, iris y liliums —que florecerán en unas semanas— aún sin saber qué salida tendrán. Al fin, no hay virus ni alarma que frene la primavera.

Un pedacito de Holanda pontesa
Nacho Díguele recogió el testigo de sus padres frente a un negocio único en la zona. Tulipanes, iris y liliums Son las variedades que más planta en sus invernaderos.
2.000 metros cuadrados
Es la superficie con la que cuenta y que cultiva escalonadamente. Actualmente, tiene una cuarta parte ocupada. 
Medio millar de paquetes de tulipán y de iris están almacenados en las cámaras. Si en 15 días la situación sigue igual, también serán regalados.

Un pontés regala flores al personal que trabaja en plena cuarentena...
Comentarios