martes. 26.01.2021 |
El tiempo
martes. 26.01.2021
El tiempo

As Pontes inicia un esperado confinamiento con Galicia en plena desescalada

Imagen de As Pontes. EP
Imagen de As Pontes. EP
La localidad cuenta con más de 90 casos de coronavirus 

Aislados a contracorriente. El mismo día que la hostelería gallega iniciaba la desescalada, As Pontes empezaba un confinamiento esperado con nuevas restricciones y cierre perimetral. Porque lo que para muchos negocios gallegos este viernes fue abrir, aunque solo fueran las terrazas, para los de As Pontes fue cerrar, recortando horario y espacios.

La nueva situación, con más de 90 positivos por covid-19 en la localidad, solo permite usar las terrazas, y al 50%, hasta las 17.00 horas, algo que preocupa, y mucho, al sector, que asegura que entre el frío y el coronavirus se quedarán sin clientes.

"La gente tiene más respeto, está más concienciada desde que empezaron a subir los casos la semana pasada", decían en un negocio de hostelería, mientras varias personas, bien abrigadas, apuraban el café antes de que el reloj marcase las cinco.

Varios bares fueron cerrando en los últimos días en As Pontes por casos positivos, pero los que quedan abiertos aseguran que se les criminaliza. Ellos son los primeros en notar el impacto de las medidas, con recortes en personal y, de nuevo, los Erte. Los restaurantes buscan fórmulas para hacer sus números y a través de la asociación de empresarios Cohempo se ha puesto en marcha un servicio de reparto a domicilio, una ayuda que tampoco los aparta del precipicio de facturas.

"Los expertos del comité clínico adoptan estas medidas y nosotros tenemos que asumir para evitar un mal mayor", expresa el regidor pontés, Valentín González Formoso. "Aquí estuvimos muy bien, siempre con pocos casos, pero si se relaja y no se cumplen las normas hay consecuencias. Tenemos que pasar este bache, que lo pasaremos como lo están haciendo otros, y aprender la lección, pero ahora hay que corregir la situación. Tenemos que ser precavidos, pero no debemos obsesionarnos ni caer en el dramatismo", dijo.

El centro de día está cerrado —Política Social confirma cuatro usuarios positivos y un trabajador y el Sergas once en centros educativos— y en la calle se empieza a hacer de noche y las mascarillas y los abrigos apenas permiten distinguir a los que siguen con sus rutinas, entrando a cuentagotas en comercios que ven caer la clientela. Y las luces de Navidad se encienden por primera vez, un marco extraño para días oscuros.

As Pontes inicia un esperado confinamiento con Galicia en plena...
Comentarios