Lunes. 17.06.2019 |
El tiempo
Lunes. 17.06.2019
El tiempo

Polémica en la romería de A Xestosa al negarse el cura a oficiar la misa

El párroco no asistió y los vecinos improvisaron una procesión alrededor de la capilla, a la que no pudieron acceder

La romería de San Antón de A Xestosa, en Muras, se vio empañada ayer por la polémica tras la negativa del cura de ir a oficiar la misa. Aunque la duda ya sobrevolaba sobre la celebración, porque el párroco no llegó a confirmar si asistiría o no después de varios conflictos vecinales, finalmente no se presentó y los asistentes tuvieron que improvisar una procesión alrededor de la capilla, a la que no pudieron acceder. La llave la tiene el cura.

"A xente estaba decepcionada, é moi forte que non se presente e se negue a vir dar misa, sobre todo pola xente maior", decía Carlos Requeijo, el encargado de organizar la fiesta este año, una celebración "moi tradicional" en Muras que "nunca deixou de facerse".

"No apareció a la misa, está enfadado, pero no es motivo para no presentarse", comentó otro de los asistentes, al que se sumaron muchas voces críticas, aunque aseguraron que pese a todo, sin misa y sin cura, la devoción se cumplió.

Con una imagen que tenía uno de los presentes se hizo la procesión y se impuso el santo a todos los que lo pidieron. "Hay una mujer que sabe la oración y fue quien lo hizo", explicó uno de los asistentes, que destacó que "había mucha gente, el campo lleno".

Los conflictos vienen de atrás y empezaron por la titularidad de la capilla. Algunas personas dicen que es privada, que pertenecía a unas casas de O Coto y que los propietarios se la cedieron a los vecinos. Sin embargo, el párroco, y otras fuentes, defienden que es propiedad del Obispado y que hay documentación que lo avala.

Aun así, todos resaltan que la última restauración que se hizo, hace aproximadamente dos décadas, fue pagada y realizada por los vecinos, que siempre dispusieron de las llaves del templo, así como de las limosnas recaudadas, que se reinvertían en la fiesta. Hasta hace unos meses, que el cura cambió de parecer y envió a la Guardia Civil a casa de dos vecinas para recuperar las llaves de la capilla.

"O que facía a festa sempre tiña a chave e co que se recadaba nas limosnas era co que se facía, pero este ano decidiu cambiar o sistema, el ten a chave e o que se recada lévao el", explicó el organizador de la cita de este año.

Desde el Obispado indicaron que "la capilla y el culto son responsabilidad del párroco", con el que este periódico intentó contactar ayer sin éxito. La capilla acoge una misa un domingo al mes y el jueves, según confirmó el Obispado, está prevista una por San Antonio. Todos los años se hacía esa, pero también la de la romería.

Polémica en la romería de A Xestosa al negarse el cura a oficiar la...
Comentarios