domingo. 16.05.2021 |
El tiempo
domingo. 16.05.2021
El tiempo

Un poco de oxígeno para evitar cierres en Terra Chá, As Pontes y Meira

Rúa da Pravia. EP
Rúa da Pravia. EP
As Pontes, Begonte, Guitiriz, Meira y A Pastoriza destinaron 720.000 euros a ayudas directas a los negocios para tratar de paliar las consecuencias de la pandemia. Vilalba ultima su plan

El estado de alarma sorprendió a toda España hace ahora un año y muchos negocios, todos los que no eran esenciales, se vieron obligados a cerrar sus puertas. Detrás de aquellos primeros meses, se sucedieron las olas y con ellas llegaron las restricciones de aforo o los cierres perimetrales que condicionaron a tantos comercios, negocios de hostelería y pymes.

A lo largo de los últimos meses, muchas administraciones locales tomaron medidas para facilitar la supervivencia de los negocios, con la congelación de tasas como la de la basura o el agua; dando más facilidades, por ejemplo, para la colocación de terrazas en la hostelería o donando material como gel hidroalcohólico, mascarillas o pantallas. Además, hubo otras iniciativas como la del Concello de Muras, que estrenó una línea de ayudas para pymes de 1.500 euros para sufragar recibos de luz.

Otros concellos decidieron lanzar un balón de oxígeno y apostaron por habilitar ayudas directas para complementar las de otras administraciones y para tratar de paliar las consecuencias de la pandemia. As Pontes, Begonte, Guitiriz, Meira y A Pastoriza concedieron ya 720.000 euros en esas ayudas directas, que se centran, en la mayor parte de los casos, en los negocios que se vieron obligados a cerrar, con una especial atención a la hostelería, uno de los sectores más castigados a lo largo de esta crisis sanitaria.

Muchas administraciones congelaron tasas o donaron material a los negocios y Muras habilitó una línea de ayudas para la electricidad

El Concello pontés destina 490.000 euros al Plan Municipal de Reactivación Económica e Laboral (Aprel), que promovió tres convocatorias, de 340.000, 100.000 y 50.000 euros. Guitiriz concedió 150.700 euros en ayudas, que financió con el plan único de la Diputación de Lugo, igual que Meira, que repartió 38.000 euros, a la espera de abrir una nueva convocatoria solo para la hostelería.

En Begonte se invirtieron 33.000 euros entre las ayudas de la hostelería del año pasado y las de este y en A Pastoriza autónomos y negocios recibirán 8.000 euros en los próximos días. En la capital chairega, donde el Concello repartió 336.000 euros a través de una campaña de bonos para el comercio local, se ultima un plan que beneficie a todos los negocios. El gobierno local ya presentó su propuesta, a falta de negociar con la oposición y llevarla a pleno.

Un poco de oxígeno para evitar cierres en Terra Chá, As Pontes y Meira
Comentarios