La planta que proyecta Ence en As Pontes crearía 150 trabajos directos y unos 400 indirectos

Se ubicaría donde está la térmica y supondría invertir unos 355 millones de euros
Vista de As Pontes, con la térmica de Endesa. XESÚS PONTE
photo_camera La nueva planta se ubicaría en el lugar de la térmica de As Pontes. XESÚS PONTE

Todas las miradas volvieron a situarse este lunes sobre As Pontes después de que Ence anunciase que va a iniciar los estudios necesarios para poder instalar en la localidad coruñesa una "novedosa " bioplanta con la que esta empresa española, líder en producción de energía renovable con biomasa agrícola y forestal, entraría en el sector de la recuperación de papel.

La noticia llega entre la expectación y la cautela, y solo unos días después de que los ponteses se despidiesen de los humos de la central térmica de Endesa ante la falta de suministro de carbón y a la espera de la autorización del cierre definitivo por parte del Ministerio de Transición Ecológica.

"Se trata de nuestro primer proyecto en el que no se va a utilizar madera como materia prima. Creemos que los recursos naturales empiezan a estar finitos y tenemos que crecer con la recuperación", expresó el presidente y consejero delegado de Ence, Ignacio de Colmenares, avanzando que la idea es "recuperar papel y cartón".

Lo harían, según anunciaron, desde una planta que se ubicaría en los terrenos en los que está hoy la central térmica y donde se producirían "fibras recuperadas, con la posibilidad de incluir en el proceso fibra virgen proveniente de la factoría de Pontevedra" y eso, añadió el presidente de Ence, "se acabaría en papel tisú mixto, recuperado y virgen".

"No es una planta de celulosa, sino que produciría fibras naturales recicladas", insistió el máximo responsable de la compañía, precisando que sería un proyecto "complementario" a la biofábrica de Lourizán, con un trabajo independiente y una actividad autónoma y diferenciada. El proceso, desde su lanzamiento —incluyendo la ingeniería y la obtención de todos los permisos— durará entre tres y cinco años, hasta su puesta en marcha, y supondrá una inversión conjunta de cerca de 355 millones de euros. 

"Según las primeras estimaciones, unos 125 millones se destinarán a la construcción de la planta de fibra recuperadas y unos 60 a la de papel tisú", indicó De Colmenares, abundando en que los otros 150 se emplearían en que la instalación pudiese ser "autosuficiente " y, a través de subproductos forestales, generar su propia "energía térmica y eléctrica".

Esta futura planta que tiene a As Pontes como su mejor ubicación, tendría además un importante impacto en términos de generación de empleo. Así, se prevén crear "150 puestos directos, además de 400 indirectos y alrededor de 636 inducidos".

El proyecto cuenta con el respaldo de la Xunta, que este lunes conoció de primera mano algunos de sus detalles en una reunión que mantuvieron el presidente, Alfonso Rueda, y el vicepresidente, Francisco Conde, con el consejo de administración de la compañía. Conde quiso agradecer la apuesta que mantiene Ence con Galicia en Lourizán, "un compromiso que se ve refrendado pola decisión de analizar a viabilidade dun novo proxecto", expresó el vicepresidente y responsable de la Consellería de Economía, Industria e Innovación, recordando que este estudio y la posible puesta en marcha de la nueva planta pontesa "vinculada á economía circular" se realizaría "nun contexto de transición enerxética ".

"Levamos moitos meses falando con Ence e identificando que proxectos se poderían desenvolver na comarca das Pontes, tan castigada pola transición enerxética", expresó Conde, recordando que ya hay otras iniciativas y otros agentes interesados también en implantarse en este territorio con el objetivo de reindustrializar la zona.

En este sentido, la Administración autonómica destacó la importancia de que el proyecto de Ence pueda salir adelante y confirmó que se va a volcar para colaborar en los distintos aspectos, tanto de carácter técnico como financiero y económico, acompañando además en la búsqueda de fondos europeos o de transición justa.

REACCIONES. Las reacciones al anuncio de Ence no se han hecho esperar. Desde el Concello de As Pontes, la edila de Industria, Ana Pena, ha señalado que se trata de una "buena noticia". "La acogemos bien pero con la prudencia de que no es un hecho consolidado", ha indicado.

"En la mesa de la madera que constituimos hace algo más de un año y en la que Ence está presente ya defendimos las posibilidades, recursos y ubicación estratégica de As Pontes para este sector", defiende Pena, advirtiendo que la ubicación que se baraja puede estar condicionada "a plazos extensos " vinculados al propio desmantelamiento de la térmica.

Más críticos con el anuncio han sido los sindicatos, que desconocían cualquier detalle sobre este proyecto. "Reunímonos a finais do mes pasado coa Xunta e non nos trasladou nada", aseguran, insistiendo en que este tipo de anuncios "non axudan na situación actual na que hai que ter moita cautela e na que se está xogando coa realidade do traballo".

¿Qué es el papel tisú y para qué se utiliza?

AA

El papel tisú está hecho de pulpa de celulosa. Destaca por su bajo gramaje y por poseer una textura consistente en microarrugas que le confiere suavidad y capacidad de absorción. Se suele fabricar en varias capas como papel higiénico, papel de cocina, servilletas o pañuelos de papel.

ELABORACIÓN. La elaboración consta de varias etapas: preparación de la pasta, fabricación de papel base y conversión en el producto deseado.

PRODUCTORES. Entre los mayores productores del mundo de este tipo de papel se sitúan SCA, en Suecia, y Kimberly- Clark, en Estados Unidos.

80% ► Es el porcentaje de la planta de As Pontes que se focalizaría en pasta reciclada blanqueada, mientras que el 20% lo haría en la producción de papel para productos higiénicos y rollos de papel.

Otros proyectos | Hidrógeno verde y ruedas chinas

Desde el anuncio del fin de la térmica, As Pontes se ha convertido en un atractivo foco para todo tipo de proyectos industriales y empresariales, desde plantas de hidrógeno verde hasta factorías de neumáticos con capital chino.

REGANOSA y EDP ► Son los promotores de una planta de hidrógeno verde que el pasado mes de mayo inició su tramitación y que espera instalarse en el lago de As Pontes. Esta necesitaría una superficie de 35.000 metros cuadrados para su funcionamiento y generaría 55 empleos directos y 55 indirectos, mientras que en su construcción intervendrían 186 profesionales y otros 52 de manera indirecta. La capacidad productiva anual ascendería a 14.400 toneladas de hidrógeno verde.

SENTURY ► La compañía china desveló en diciembre de 2021 su intención de instalar una fábrica de producción de neumáticos en tierras pontesas, una planta para la que se invertirían más de 500 millones de euros y que podría generar unos 700 puestos de trabajo directos. Para poner en funcionamiento la ambiciosa fábrica, que la compañía china preveía tener lista en 2024, se urbanizará una superficie de 240.000 metros cuadrados, y todo apunta a que será en terrenos de Endesa.

Comentarios