domingo. 26.09.2021 |
El tiempo
domingo. 26.09.2021
El tiempo

Un perro se atrinchera en Momán frente a la casa de su dueña fallecida

grass-3042744_960_720
Un perro mastín. PIXABAY
El animal mantuvo durante tres horas el paso cortado a los servicios médicos y funerarios hasta que un vecino logró retirarlo

El perro de una octogenaria de la parroquia xermadesa de Momán se atrincheró este viernes varias horas frente a la puerta de su vivienda tras el fallecimiento de la mujer, por causas naturales, a primera hora de la mañana.

El animal, un mastín que siempre acompañaba a la mujer fallecida, mantuvo durante al menos tres horas el paso cortado a la vivienda, lo que obligó al médico y a los trabajadores de la funeraria a posponer la certificación de la muerte y el traslado del cadáver.

"O can normalmente din que é moi mansiño pero soupo perfectamente que a muller morrera e estaba moi nervioso, defendendo á dueña, atrincherado na porta da casa sen moverse e sen deixar pasar a ninguén. Só deixaba achegarse á familia, pero ao resto non", explicaron algunos de los presentes en un peculiar dispositivo que se prolongó durante unas tres horas, desde las 8.00 a las 11.00, momento en el que finalmente se pudo certificar la muerte de la mujer.

La fallecida, de 88 años, vivía con su marido y sus dos hijos, los únicos a los que el animal permitía acercarse. Llevaba mucho tiempo en silla de ruedas y ella y el mastín eran inseparables. "Non é que fora agresivo co resto, pero volvíase tolo se alguén intentaba entrar na vivenda", indicaba otro de los testigos.

Hasta el lugar de los hechos, en el lugar de Palacio, en la parroquia de Momán, se trasladaron agentes de la Guardia Civil de Xermade y de la agrupación de Protección Civil del Concello, además del médico del centro de salud, que tuvo que regresar a la consulta ante la larga espera provocada por el animal para volver después a la vivienda, y los trabajadores de la funeraria, que cambiaron incluso de turno al posponerse tanto su labor.

Pese a que se dio aviso a un veterinario, con el objetivo de sedar al perro para poder acceder al interior de la casa -también se barajó darle tranquilizantes con la comida pero no quería comer-, finalmente no fue necesario que actuase ningún profesional, ya que un vecino de la parroquia, con un cable de un pastor, consiguió apartar al animal de la entrada y este, poco a poco, se fue calmando.

Un perro se atrinchera en Momán frente a la casa de su dueña fallecida
Comentarios