viernes. 19.07.2019 |
El tiempo
viernes. 19.07.2019
El tiempo

El parón de la térmica pone en jaque más de 200 empleos de las auxiliares

Central térmica de As Pontes. CRISTINA ARIAS
Central térmica de As Pontes. CRISTINA ARIAS

Los trabajadores acordaron en asamblea solicitar reuniones con Endesa y el Concello pontés. Los sindicatos cifran en 30 los despidos por el momento y anuncian movilizaciones si hay más

La térmica de As Pontes continúa apagada y la falta de actividad, que ya se prolonga durante casi tres meses, abre un futuro incierto a los trabajadores de las empresas auxiliares, que suman más de 200 empleos vinculados a la central. Ante una situación nueva —la central no estuvo parada nunca tanto tiempo— crece la preocupación, y si esta semana arrancó con la protesta del colectivo de transporte del carbón, que movilizó 150 camiones que llegaron a Madrid, ahora son los empleados de las auxiliares los que mueven ficha.

Tras una asamblea convocada por UGT, CC.OO. y CIG, que se celebró el jueves en el Lar, los trabajadores acordaron crear una coordinadora, "con representación de todos os sindicatos e un representante de cada empresa auxiliar", explican, al tiempo que indican que todavía están recopilando el número de trabajadores totales con exactitud, porque algunas empresas no tienen representación sindical.

Los camioneros, que se reunieron con la conselleira de Infraestruturas y el de Industria, alertan de que es "un problema de todos"

Además de la comisión, en la asamblea se acordó solicitar una reunión con el consejero delegado de Endesa para "coñecer formalmente as previsión reais" de la eléctrica y otra con el alcalde de As Pontes y los grupo municipales "para trasladarlles a situación actual das compañías auxiliares". Desde los sindicatos cifran en una treintena los despidos que afectaron hasta ahora a las subcontratas y anuncian que habrá movilizaciones si continúa "a perda de postos de traballo".

"Os traballadores das compañías, algún con máis de 30 anos na central, non poden ser os perdedores, nin traballadores de segunda", dicen desde los sindicatos, y muestran su preocupación por el último anuncio de Endesa de que empezará a dar formación al personal propio, "algo que podería ter como obxectivo último a ocupación dos postos de traballos dos compañeiros das auxiliares".

Desde el comité de empresa confirman que ayer mismo hubo una reunión con la dirección de la eléctrica sobre estos cursos, pero defienden que son "módulos formativos para buscar una ocupación o alternativa y no para hacer nuevos profesionales ni sustituir a nadie". "Habrá de energía solar, eólica, gas y de mantenimiento", indican, mientras muestran la preocupación por "un futuro incierto para todos". La plantilla fija suma unos 180 empleos.

Desde Endesa reiteran que las obras de adaptación a la normativa de emisiones europea, con una inversión de 220 millones, continúan y que su único objetivo es "entrar en operación", algo que no pueden hacer porque el mercado lo impide —la tonelada de CO2 está a 28 euros en el mercado, su máximo en once años—.

TRANSPORTE. El colectivo del transporte, por su parte, frenó las protestas a la espera de que "haya cambios" y se constituya la comisión para estudiar el futuro de la térmica. "Á espera pero co cañón cargado; é un problema de todos", incidió el presidente del colectivo, Manuel Bouza, que el jueves se reunió con la conselleira de Infraestruturas y el conselleiro de Industria, que garantizaron la "máxima firmeza en la defensa ante el Gobierno central de una transición energética planificada, consensuada y que tenga en cuenta el futuro de la térmica".

El parón de la térmica pone en jaque más de 200 empleos de las...
Comentarios