martes. 30.11.2021 |
El tiempo
martes. 30.11.2021
El tiempo

Pardiñas, por Diego As

undefined
Diego As, trabajando en Guitiriz. C.ARIAS
El grafitero lucense, que no para de trabajar en un año cargado de éxitos a nivel nacional e internacional, lleva su arte de nuevo a Guitiriz de la mano del Festival Urban Witiricus 

En su gran año, después de convertirse en campeón de grafiti de España y de que en agosto su Julio César lucense fuese seleccionado como el mejor mural del mundo por la prestigiosa plataforma Street Art Cities, el lucense Diego Anido, conocido como Diego As, regresa a Guitiriz con su arte de la mano del Festival Urban Witiricus

El grafitero de Lugo, que participó en esta cita de arte urbano desde sus inicios y que ya firmó otras obras en Guitiriz como ese gran mural que transporta a Cuba en una sola mirada desde las inmediaciones de la Casa Habanera, centra su obra ahora en la música tradicional, pero desde un concepto moderno. 

"Me avisaron desde Xermolos para hacer algo relacionado con Guitiriz. Le estuvimos dándole vueltas a la temática y se nos ocurrió darle visibilidad al Festival de Pardiñas", explica Diego As tras una larga jornada de trabajo en un muro de unos doce metros de alto por 20 de ancho situado cerca del Campo da Feira. 

Y con la idea clara, sus brochas y sus botes le dieron forma. "Vengo del grafiti. Siempre que trabajo en muros grandes utilizo plástica para la base, pero acabo con botes", dice el grafitero, que fue creando un mundo musical en tonos de grises y turquesas. 

"Hay una pandereta sujetada con unas manos hechas con muchos cortes. Es lo tradicional y lo moderno. También hay una gaita y otros instrumentos", explica el autor de la obra que habla de "objetos de siempre con un contexto moderno" que dan color a Guitiriz y rinden tributo a uno de sus grandes símbolos, Pardiñas. 

Diego As trabaja a contrarreloj esta temporada. "Es un año de locos. No me esperaba para nada tanta repercusión, llevo muchos años trabajando y la verdad es que ahora estoy súper liado. Tengo que descartar cosas", dice, haciendo un repaso mental por los que serán sus próximos trabajos. Pero los reconocimientos no le hacen perder la perspectiva, acostumbrado a pintar en las alturas.

"Tenía un compromiso con la gente de Xermolos y del Witiricus y no quería dejarlos", indica un grafitero con muchos muros por delante. "Llevamos dos o tres años muy buenos. La gente está apostando por el muralismo", indica el autor del grafiti que cierra la cuarta edición del Urban Witiricus.

"Iba a ser antes pero tuvimos que retrasarlo. Diego lleva con nosotros desde el primer año y pese a que está teniendo mucha repercusión demostró que es un chaval humilde, que sigue con lo mismo y con los mismos", dice David Gómez, uno de los promotores del festival guitiricense, que destaca que aunque tener una obra más del mejor grafitero del momento "es un orgullo para todos", no pretenden "ser un festival grande, sino un formato pequeño que tire por la gente. La idea es apostar por creadores", dice. Con Diego As la apuesta fue buena.

Pardiñas, por Diego As
Comentarios