"¿Y qué hago? ¿Me manifiesto? En otros sitios piden ayuda para que llueva"

El cura Luis Ángel Rodríguez Patiño da misas para que se arreglen los baches de varias carreteras
Luis Ángel Rodríguez Patiño, ante la iglesia de Labrada, en Guitiriz. CRIS PÉREZ
photo_camera Luis Ángel Rodríguez Patiño, ante la iglesia de Labrada, en Guitiriz. CRIS PÉREZ

Dicen de él que es un cura revolucionario y no les quita la razón. Luis Ángel Rodríguez Patiño ya lo era cuando vestía el hábito de fraile y exigía derechos para los trabajadores. Eran los años de Franco. Cuando se puso sotana, se agarró a la Teología de la Liberación. Por eso aprovecha sus misas para seguir pidiendo derechos para el pueblo. Por ejemplo, el arreglo de los baches.

¿Cuántos años lleva de cura?
Llevo 42 ejerciendo, desde 1982.

¿Atiende muchas parroquias?
Cinco: dos, en Monfero, y una, en Aranga, Xermade y Guitiriz.

No son muchas para los tiempos que corren para los sacerdotes...
No, pero son muchos kilómetros. Menos mal que hago un círculo  y en poco más de dos horas doy misa en todas.

¡A una misa por cuarto de hora!
Sí. ¡Mis feligreses le dicen a algunos colegas míos cuando me relevan: "O noso cura tiña dado 40 misas nese tempo"!

¿Y le da tiempo a predicar?
Desde que empiezo, es como si estuviese predicando. No hago homilía. Lanzo mensajes subliminares que quedan mejor.

¿Siempre fue tan revolucionario como está siendo ahora?
Sí, siempre fui así. Fui misionero comboniano y estuve un tiempo al sur de Bolivia.

Ahí murió el Che Guevara. ¿Fue donde conoció la Revolución?
No, cuando estudié Teología conocí la Teología de la Liberación y me gustó porque planteaba las cosas desde abajo, viendo los problemas de la gente, frente a una teología que hablaba de Dios para alejarlos de la realidad.

¿Chocó alguna vez con las jerarquías de la Iglesia?
Tuve problemas cuando era fraile en Palencia y en Valencia, en el franquismo, cuando la Iglesia era el aparato ideológico del Estado. Y todo porque me posicioné del lado de los obreros. ¡Tuve que marcharme a Londres incluso! Después, me hice cura.

¿Está reñido su papel como sacerdote con el de reivindicar mejoras para la comunidad en las misas?
No, al contrario. La misa es una acción de gracias y una petición.

Últimamente, está dando misas para que se arreglen baches. ¿Esa es la solución?
¿Y qué hago? ¿Me manifiesto? Es una manera de pedirle ayuda a Dios. Igual que hacen en otros sitios para que llueva. Una vez me dijo un político: "No hagas política". Y le contesté: "Hacer política no es estar en un partido, es ejercer la ciudadanía y yo, además, estudié Políticas".

¿Cómo le dio por ahí?
Tengo siete carreras: Filosofía, Teología, Derecho, Ciencias Políticas, Criminología, Trabajo Social y Derecho Canónico. Y soy además auxiliar de clínica. Tengo ansias de saber, espíritu renacentista y memoria fotográfica.

Creo que también le pidió a un santo que parara la invasión de los parques eólicos...
Me implico contra cualquier cosa que haga daño. No estoy en contra del progreso sino cuando el progreso puede más que el bienestar de las personas.

¿Tomó partido por más cosas?
Estoy en contra del aborto pero  a las madres habría que darles medios para vivir y si no, dejarlas que vayan a un hospital.

¿Qué le dicen sus colegas?
Muchos se alegran y otros se mosquean (los que solo misan). Yo pienso que la vida sacramental tiene que ser de otra manera.

Comentarios