jueves. 23.09.2021 |
El tiempo
jueves. 23.09.2021
El tiempo

Nueva vida para el viejo estadio

Alumnos del taller de empleo retiran la cubierta de las gradas. JOSÉ ÁNGEL DÍAZ
Alumnos del taller de empleo retiran la cubierta de las gradas. JOSÉ ÁNGEL DÍAZ
El Concello creará una plaza y un parque infantil en el antiguo campo de fútbol de Castro, en el que ya se hicieron trabajos a la espera de que finalice la construcción del de hierba artificial

En Castro de Ribeiras de Lea hay dos campos de fútbol. El nuevo, donde juegan los equipos locales, bautizado en 2017 como Arturo Pereiro, y el popularmente conocido como viejo, donde entrenan los jugadores y que acoge otras actividades, como abiertos de billarda.

Localizado en la Avenida Terra Chá, este segundo espacio es un referente para los vecinos, que en los últimos días han visto como cambiaba su fisonomía para siempre. Han desaparecido su histórico muro y la vieja cubierta. Y la razón no es otra que la nueva vida que el Concello de Castro de Rei proyecta para el viejo campo de fútbol. Seguirá siendo un lugar de ocio comunal para todas la edades. Seguirá siendo verde. Seguirá habiendo juegos. Será una plaza pública y un parque infantil.

El alcalde, Francisco Balado, explicó que el Concello prevé solicitar una subvención autonómica para acondicionar la zona a través de una actuación cuyo coste rondaría los 500.000 euros. El gobierno local tiene claro lo que quiere, pero toca esperar, puesto que antes de acabar de concretar el proyecto o de obtener los fondos para sufragarlo, es necesario que concluyan las obras del nuevo campo de hierba artificial, al que se trasladarán los entrenamientos.

Tras ejecuarse las dos primeras fases de esta nueva instalación, Calfensa tiene adjudicada la tercera para habilitar la plataforma que sirva de base para que, en una cuarta y última fase, se pueda colocar la hierba artificial, lo que requiere una inversión de unos 150.000 euros para la que el Concello también busca ayudas.

Pero mientras no se den esos pasos, hay otros que se pueden ir dando, como la adecuación del viejo campo para las futuras obras. De ello se ha encargado la media docena de alumnos del obradoiro de empleo que Castro de Rei comparte con Cospeito y Outeiro de Rei. Ellos han sido los responsables de desmontar la estructura metalizada que servía de cubierta a las gradas, paso previo al también materializado derribo del muro perimetral que limitaba con la Avenida de Terra Chá, que cumplió como valla publicitaria durante muchos años.

Ahora, con un nuevo espacio abierto creado, conectando el césped con la calle y la acera, el viejo campo de fútbol de Castro esperará pacientemente a esas futuras obras que le concederán una nueva vida.

Nueva vida para el viejo estadio
Comentarios