Nueva imagen para un servicio de siempre

La biblioteca municipal de Vilalba reabrió sus puertas este miércoles con una jornada llena de actividades tras unas obras que duraron tres meses. Se arreglaron las instalaciones, se reorganizaron espacios y se recolocaron unos 15.000 volúmenes
Usuarios del Centro Ocupacional. M. ROCA
photo_camera Usuarios del Centro Ocupacional. M. ROCA

Con el objetivo de crear un espacio más cómodo, moderno, agradable y acogedor se cerraron hace tres meses las puertas de la biblioteca municipal de Vilalba, esas que este miércoles se volvieron a abrir para acoger una jornada especial en la que muchos usuarios quisieron ver el resultado de las obras realizadas y reencontrarse también con su pasión por la lectura.

El ir y venir de gente fue continuo en unas instalaciones que se renovaron y actualizaron su imagen con una actuación que contó con casi 35.500 euros de presupuesto y que sirvió para cambiar las ventanas -para reforzar la seguridad, ya que las que había estaban muchas rotas, y la eficiencia energética-, colocar tarima flotante en el suelo, pintar las salas de lectura y poner nuevo mobiliario.

Todo ello fue acompañado de una redistribución de los espacios, que permitió habilitar sendos rincones de lectura en las salas infantil y de adultos, y una reorganización en las estanterías de los libros, que supuso mover, con la ayuda de voluntarios, alrededor de 15.000 volúmenes.

                      Arriba, usuarios del Centro Ocupacional y Club de Regueifa (izquierda) y nuevo club de lectura. Abajo, estancias renovadas y entrega de premios de reto lector de 2023.
Las estancias renovadas de la biblioteca municipal de Vilalba. M. ROCA

"Con esta reforma, poñemos a disposición de todas as persoas usuarias da biblioteca un espazo acondicionado e máis cómodo. O fomento dos hábitos de lectura desde idades moi temperás é unha prioridade para nós", apuntó la alcaldesa, Marta Rouco, que presidió junto a la edil de Infancia e Xuventude, Paula Vigo, los actos organizados para celebrar la reapertura de un servicio que en el último año tuvo cerca de 650 socios activos.

                      Arriba, usuarios del Centro Ocupacional y Club de Regueifa (izquierda) y nuevo club de lectura. Abajo, estancias renovadas y entrega de premios de reto lector de 2023.
Club de Regueifa del IES Basanta Silva. M. ROCA

También se produjo la visita de usuarios del Centro Ocupacional, que elaboraron las baldas que acogen ahora las novedades, participaron en la nueva decoración y aportaron plantas. Ellos compartieron el momento con integrantes del Club de Regueifa del IES Basanta Silva, que demostaron su destreza con las cantigas improvisando con las palabras que les proponían relacionadas con la biblioteca.

PREMIOS Y ESTRENOS. El programa de actos continuó por la tarde, con un concierto del grupo local Lambe Lambe, que sirvió de preludio para la entrega de premios del reto lector -además, aquellas personas que lo completaron recibieron un marcapáginas de madera elaborado por el Centro Ocupacional-. La ganadora, por sorteo, fue Iris Debasa López. También hubo sendas menciones especiales para las lectoras de menor edad, Silvia Rochela Eimil, que inició el reto con once años, y de mayor edad, Pepita Sotelo, de 86.

                      Arriba, usuarios del Centro Ocupacional y Club de Regueifa (izquierda) y nuevo club de lectura. Abajo, estancias renovadas y entrega de premios de reto lector de 2023.
Entrega de premios de reto lector de 2023. M. ROCA

Además, se presentó la convocatoria para este año, de la que "xa se repartiron moitas tarxetas, que teñen unha ilustración de Aníbal Balbona, que é tamén usuario", apuntó satisfecha la bibliotecaria, Atenea Ruibal. Como novedad, se puso en marcha el reto lector infantil.

Por último, se realizó la primera reunión del nuevo club de lectura de la biblioteca vilalbesa, una iniciativa "colaborativa, con usuarios que o propuxeron e axudaron a poñelo en marcha", señaló Ruibal.

La idea es reunirse una vez al mes e "intentar que cada sesión vaia ligada a unha actividade" abierta a la comunidad, afirmó la bibliotecaria, avanzando que la primera prevista 2está moi guai, é unha pasada2.

Comentarios