Los niveles de arsénico en el agua de Castro de Rei recuperan la "normalidad"

Hubo que restringir el servicio para consumo humano en 14 parroquias hace dos semanas ► La situación afectó a más de 3.000 vecinos
Un grifo agua de la traída. JOSÉ Mª ÁLVEZ
photo_camera Un grifo con agua de la traída. JOSÉ Mª ÁLVEZ

Los niveles de arsénico en el agua de la traída en Castro de Rei se sitúan ya por debajo de los limites recomendados. Así lo ha constatado el alcalde, Francisco Balado, que ha valorado la recuperación de la "normalidad" en el municipio tras verse obligados a restringir el servicio para consumo humano en 14 parroquias hace dos semanas. 

La situación afectó a más de 3.000 vecinos, más de la mitad de la población del municipio, pero Balado ha destacado que "los parámetros se cumplen desde hace quince días" y "se respira tranquilidad, que es lo más importante". 

El alcalde atribuyó el problema a "una pequeña avería que supuso que el agua bruta pasara por los filtros sin hacer el proceso de filtrado", lo que provocó "una descompensación de los parámetros". 
"Afortunadamente se subsanó la avería y ya se puede consumir con total tranquilidad y ya se hace así desde hace un par de semanas", ha reiterado Balado. 

Una pequeña avería supuso que el agua bruta pasara por los filtros sin hacer el proceso de filtrado, lo que provocó una descompensación de los parámetros

Tanto es así que los "limites", en este momento, están por debajo de lo aconsejado, que es de 0,10 miligramos de arsénico por litro de agua. Ahora, según el regidor de Castro de Rei, estos se sitúan entre "0,6 o 0,7 miligramos". 

"Es una situación que nos produce tranquilidad y confianza para poder destinar el agua a consumo humano y poder abastecerla en condiciones de tranquilidad", ha incidido finalmente Francisco Balado.

Comentarios