Muras estrenará la renovada plaza de O Viveiró en un mes en la Feira do Mel

El presidente de la Diputación supervisó las obras del Campo da Feira, a las que la institución provincial destina 400.000 euros
Tomé, con Requeijo y Gómez, en la supervisión de las obras en O Viveiró.
photo_camera Tomé, con Requeijo y Gómez, en la supervisión de las obras en O Viveiró. C.ARIAS

El presidente de la Diputación de Lugo, José Tomé, junto al alcalde de Muras, Manuel Requeijo, y la portavoz del PSOE municipal, Jennifer Gómez, supervisó este jueves las obras de humanización del Campo da Feira de O Viveiró, unas obras a las que la institución provincial destina 400.000 euros -el 93% del presupuesto- y que estarán listas para la celebración de la Feira do Mel de Montaña, que será el 19 del mes que viene.

El mandatario provincial, que destacó el impacto positivo de esta actuación en términos económicos y sociales, comprobó que los trabajos "están na fase final" y avanzó que el acondicionamiento de la LU-P-3402, la vía que da acceso a O Viveiró, ya se completará antes, probablemente para inicios de noviembre.

"É unha mostra máis da continua colaboración que mantemos cos concellos da provincia para que poidan ofrecer máis e mellores servizos", destacó Tomé, que recordó que la Diputación lleva invertido cerca de tres millones de euros en Muras desde 2019, entre los que se incluyó la renovación de la Praza da Galeguidade, con un presupuesto de más de 225.000 euros.

La plaza de O Viveiró, que hasta ahora se usaba mayoritariamente como aparcamiento, recuperará su función de Campo da Feira con una estética renovada. La plaza pasará a ser una superficie de plataforma única más accesible y contará con un acabado de hormigón lavado, con bandas longitudinales de piedra.

El proyecto incluye la renovación de servicios -pluviales y saneamientos, alumbrado público, abastecimiento de aguas, energía eléctrica y telecomuicaciones- y la plantación de 23 árboles -se trasplantarán tres existentes-. Además, se instalará nuevo mobiliario urbano, que incluirá papeleras y bancos circulares.

"Esta era unha obra moi desexada e moi necesaria para os veciños", destacó el regidor de Muras, que agradeció a la Diputación de Lugo "o esforzo e o investimento" en unas obras que "van cambiar a fisonomía do lugar e axudar á súa dinamización".

O Viveiró es la segunda localidad más poblada del concello de Muras y un punto de continua llegada de visitantes, atraídos por los ya míticos "siete platos" de Casa Cándida, un restaurante que abrió sus puertas hace más de 70 años y al que acuden, al día, una media de 50 personas por semana y unas cien personas los fines de semana.

Comentarios