Miguel Alvariño: "Conseguir una medalla en París 2024 ya no es solo un sueño"

Dos preseas de plata y una de oro es el suculento botín que conquistó el arquero pontés en los Juegos Europeos, donde también ha logrado, junto a Elia Canales, la plaza española por equipos mixtos para los Juegos Olímpicos
Miguel Alvariño, con las tres medallas conseguidas en los Juegos Europeos. M.MANCEBO
photo_camera Miguel Alvariño, con las tres medallas conseguidas en los Juegos Europeos. M.MANCEBO

Está intratable, tres de tres. ¿Contaba con semejante resultado?
El objetivo era hacer un tiro para divertirme, no uno que salga para asegurar, con miedo o con el que no te sientas cómodo. Porque en la Copa del Mundo en China me di cuenta de que no estaba fino como el año pasado, no estaba centrado a full. Pero tal y como llevo entrenando el último mes y medio, sabía que alguna medalla iba a venir. Tres ya no lo tenía tan claro (ríe).

Primero fue la plata por equipos y la última la individual. Y, en medio, llegó el oro por parejas mixtas que además le da a España la plaza para París 2024. ¿Cómo lo vivió al no ser nominativa?
Ni con alegría ni sin ella. Sabía que si no era este año sería el próximo, España conseguiría esa plaza al 99%, hay mucho nivel. En lo único que pensaba era en el color de la medalla, no quería otra plata, quería el oro. Una vez que ganamos fue muy emocionante ver a todos los compañeros y al cuerpo técnico felices. Yo también lo estaba, porque me volví a sentir Miguel Alvariño otra vez tirando. 

¿Lo pasó muy mal con lo de Tokio?
Cuando perdí la última oportunidad de ir a los Juegos Olímpicos en la Copa del Mundo de París, mientras estaba firmando la tablilla, pensé: ¿En qué fallaste? ¿Qué hiciste para que todo lo que pueda salir mal, salga mal? Pero también me pregunté si volvería a hacer lo mismo, si entrenaría igual y me prepararía de la misma manera, y la respuesta fue sí. Entonces fue cuando me decepcionó la vida. Porque sabía que no era justa, pero creía que el deporte era de las pocas cosas honestas. Y lo pasé fatal, todo lo mal que te puedas imaginar.

El ránking mundial nunca fue un objetivo,  pero cuando fui número 1 pensé: Ahora domino yo el mundo del tiro con arco

Pero remontó y está en uno de los mejores momentos de su carrera.
Busqué un coach, y conseguí poner la venda a la herida y ya está curadísima. Ahora le saco la parte positiva a todo aquello, fue un punto de inflexión. Tenía hasta casi decidido dejar el tiro con arco, pero mi gente me empujaba a seguir, y a mí también me daba rabia. Estaba en un nivel top y no lo había podido demostrar. Ahora no siento que tenga nada que demostrar a nadie. Porque me considero uno de los mejores arqueros de la historia de España y de los mejores del mundo.

Llegó incluso a ocupar el número 1 del ránking mundial.
El 13 de junio de 2022 —dice mientras se mira el tatuaje en su piel que lo recuerda—. No me lo planteé, ni fue nunca un objetivo, porque no me aporta. Estar 20 o 1, no implica nada. Lo que quiere decir es que te marcaste unas temporadas muy buenas. Así que, siendo sinceros, es de las pocas o la única cosa que veía imposible  ser. Cuando me vi, dije: «Acabas de colgar tu bandera de As Pontes en lo más alto. Ahora domino yo el mundo del tiro con arco, aunque sea por unas semanas, un mes o el tiempo que sea». Eso fue para mí también otro punto de inflexión, a parte de ganar medallas, te estás consolidando como uno de los mejores arqueros del mundo, pensé. Ahora es real conseguir una medalla en los Juegos Olímpicos, ya no es solo un sueño. 

Antes de llegar a París, ¿qué otros objetivos tiene en mente?
Me gustaría que el equipo también se clasificara. En el campeonato del Mundo, que será a partir del 31 de julio en Berlín, hay que meterse entre los tres primeros para lograr la plaza. Es muy difícil, pero hay posibilidades. Y si no, a nivel de ránking mundial también habrá plazas el año que viene, estamos quintos a pocos puntos del tercero y del segundo. Ahora cuando nos sumen los de los Juegos Europeos es posible que subamos otra vez al segundo puesto. 

Estoy convencido de que voy a ser el mejor español. La mala racha no me puede acompañar toda la vida

Y a nivel individual, ¿qué es lo que tiene que hacer?
Tengo que ser el mejor español. No sé cómo van a ser los criterios el año que viene. Pero, sinceramente, estoy convencido de que lo voy a ser. La mala suerte no me va a acompañar toda la vida (ríe). Estoy tirando muy bien, tengo mucha confianza en mí y en mi equipo, y vuelvo a estar centrado. Además ahora vivo en As Pontes, tengo el campo de entreno muy cerca, y espero que el Concello cumpla con la promesa de mejorar las instalaciones antes de 2024.  

¿Miguel Alvariño va a ser campeón olímpico?
Lo difícil para mí es coger un avión para los Juegos Olímpicos. Ya vimos en 2021 que no solo depende de ti, depende de la federación, el comité olímpico o quien sea y que te dé su apoyo para estar ahí... Pero si cojo el avión, estoy convencidísimo de que sí. Tengo la experiencia que no tenía en 2016, muchas competiciones encima, tiré muchas finales, y viví dos años de máxima presión y momentos muy duros que casi arruinan mi carrera deportiva y me cuestan la salud.  

Comentarios