Investigan a un motorista por realizar 'caballitos' en el centro de Guitiriz

La Guardia Civil decomisó al hombre su motocicleta, de gran cilindrada y con la que realizó maniobras temerarias en un paso de peatones ante la presencia de viandantes

El motorista, realizando un caballito por el centro de Guitiriz. GUARDIA CIVIL
photo_camera El motorista, realizando un 'caballito' por el centro de Guitiriz. GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil ha decomisado la motocicleta a un hombre que figura como investigado por un delito contra la seguridad vial después de ser identificado como responsable de una serie de maniobras temerarias que realizó por el casco urbano de Guitiriz, donde fue observado haciendo caballitos.

Según ha informado la Benemérita este jueves, la investigación se inició tras la publicación de vídeos el pasado mes de septiembre en los que se observaba a al conductor de una motocicleta de gran cilindrada realizando maniobras peligrosas por el centro de la localidad.

En ellos, se veía al motorista haciendo caballitos incluso en un paso de peatones en el que había gente esperando para cruzar. Las pesquisas culminaron con la identificación del conductor de la moto gracias al rastreo y análisis comparativo hecho a través de datos en las redes sociales y registros de la DGT.

Ante "la gravedad de las conductas investigadas y del riesgo causado", la Guardia Civil decidió decomisar de forma cautelar la motocicleta del individuo, que prestó declaración ante el juzgado de instrucción número 1 de Vilalba (Lugo).

La Guardia Civil recuerda que legislación vigente permite la intervención de los vehículos utilizados en la comisión de delitos contra la seguridad vial en varios supuestos, entre los que se encuentran aquellos casos de conducción manifiestamente temeraria, como las carreras ilegales y los hechos que originaron la investigación de Guitiriz.

El Código Penal establece para este tipo de delitos, en los cuales es manifiesto el desprecio por la vida, unas penas de prisión de dos a cinco años, multa de 12 a 24 meses y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores durante un período de seis a diez años. 

Además, la conducción de un vehículo de motor o ciclomotor con temeridad manifiesta, y poniendo en peligro la vida o la integridad de las personas, está castigado en el Código Penal, con las penas de prisión de seis meses a dos años, y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta seis años.