viernes. 19.07.2019 |
El tiempo
viernes. 19.07.2019
El tiempo

Influencer de la motosierra

Laura Vallejo, con una de sus motosierras, EP
Laura Vallejo, con una de sus motosierras, EP

La meirega Laura Vallejo dejó los fogones para convertirse en la primera mujer operadora forestal de la provincia. Este peligroso trabajo le ha abierto las puertas de la popularidad: es imagen de Husqvarna y suma miles de seguidores en sus redes sociales

NI PINTALABIOS, ni máscaras de pestañas ni eyeliners. Los útiles con los que se maneja diariamente y que le han granjeado miles de seguidores en sus redes sociales pesan algunos kilos más y no son los que habitualmente utilizan las jóvenes de su edad.

Laura Vallejo, de 25 años y natural de Cabana (Meira), se ha convertido en la influencer de la motosierra, la procesadora forestal y el autocargador. Unas herramientas a las que se acercó de la mano de su pareja hace ya dos años y que la convirtieron en la primera mujer operadora forestal de la provincia de Lugo.

"Hoxe, que eu saiba, hai unha rapaza en Ourense e outra en Santiago. En Galicia non hai máis operadoras forestais. Eu fixen un curso e empecei a traballar co rapaz, ao principio chamaba a atención, agora cada vez menos", dice Laura, "orgullosa" por haber dado el paso de dejar los fogones e iniciar una nueva andadura profesional que le ha dado algunas de las alegrías más grandes de su vida.

"Trabellei catro anos en varios restaurantes en Lugo despois de estudar o ciclo medio de cociña. É un traballo moi escravo, para min empezar no monte foi unha liberación. Sempre estás fóra, manexas os teus horarios...", va enumerando la influencer rural, sobre una profesión que tiene muchas bondades pero que también es muy "perigosa".

"Teño asumido que é unha profesión de risco. As árbores son moi pesadas, as máquinas moi grandes e pode xurdir calquera problema polo desnivel do terreo", explica la joven meirega, que trata siempre de no confiarse e ir con pies de plomo. "Vou amodo con todo porque o accidente pode aparecer cando menos o esperas", añade.

El hecho de ser una de las pocas mujeres en esta profesión, junto con su asombrosa destreza talando árboles, le ha ido abriendo poco a poco las puertas de una popularidad creciente.

"En Instagram teño máis de 4.000 seareiros e tamén abrín un Facebook para a xente do sector forestal de máis idade e que non emprega outras redes sociais", explica la meirega, que cuenta entre sus seguidores con gente de "Noruega e Suecia".

"Neses países o sector forestal é moi forte. Tamén hai máis mulleres e a través das redes podemos comunicarnos, intercambiar consellos e facer calquera consulta. Funciona moi ben", indica Laura, que se estrenó como imagen de marca hace un par de meses.

"A raíz de saír en varios medios de comunicación púxose en contacto comigo a directora de márketing de Husqvarna en España", avanza la operadora forestal, a la que le propusieron subir fotos con herramientas y ropa de la marca, como tantas otras influencers lo hacen con productos de belleza o complementos.

"Non preparo moito as cousas, saco as fotos como van xurdindo unha vez que recibo os produtos", explica Laura, feliz por disponer de las últimas herramientas del mercado. "É un material moi caro, a motoserra xa vale uns 1.000 euros e as pezas de roupa poden chegar aos 100", reflexiona la joven, a la que le gustaría seguir durante muchos años dedicada a este sector. "É moi cambiante, os prezos están moi axustados, pero gústame e son feliz facendo o que fago", concluye con una sonrisa.

Influencer de la motosierra
Comentarios