miércoles. 25.11.2020 |
El tiempo
miércoles. 25.11.2020
El tiempo

Ilusión entre la incertidumbre

Lara Currás, de Larilandia, Patricia López, de Veo Veo, y Paula Gesto, de Minds. EP
Lara Currás, de Larilandia, Patricia López, de Veo Veo, y Paula Gesto, de Minds. EP
Los tres centros de ocio infantil de Vilalba se unen para organizar un campamento urbano en verano, a la espera de conocer las directrices que tendrán que seguir para volver a la actividad

"Nós aparecimos no boletín oficial cando tivemos que pechar, pero desde entón non aparecemos en ningún sitio, en ningunha fase da desescalada. Estamos un pouco perdidos en todos os sentidos". Es el resumen que hace Paula Gesto, del centro de ocio infantil Minds de Vilalba, sobre su situación y de todo su sector desde que se declaró el estado de alarma por el coronavirus. 

Como ella, se encuentran Lara Currás, de Larilandia, y Patricia López, de Veo Veo, y las tres se han unido en la adversidad y para tratar de empezar a mirar al futuro con ilusión. Por ello, han decidido aunar fuerzas y promover en verano un campamento urbano organizado de forma conjunta, para ir recobrando su actividad y ofrecer a las familias una opción para la conciliación en la época estival. 

"No es momento de rivalidad y es como una medida de emergencia, de darles una alternativa a las familias y que vean que estamos poniendo todo de nuestra parte para volver a ofrecer nuestros servicios ", dice Patricia López. 

Lara Currás apunta a que de esta forma se benefician todos los centros y también los propios usuarios, ya que "ya coincidimos mucho en las actividades exteriores el año pasado y este iba a pasar igual", mientras que Paula Gesto asegura que de esta forma también se juntan para establecer los mismos protocolos de seguridad. 

"En la medida de lo posible, todas las actividades serán exteriores, aunque esperamos poder tener un local cerrado lo suficientemente amplio previsto para los días en los que no se pueda salir"

Y es que la falta de información, de criteros y de pautas que tendrán que seguir es lo que más les preocupa, pero aún así han decidido ir organizado el campamento conjunto para ver si tendría aceptación. 

Así, abrieron una preinscripción y ya cuentan con más de 60 niños de dos a doce años anotados para participar en una iniciativa que pretenden realizar en los meses de julio y agosto —"creemos que de cara a esos meses podríamos hacerlo con la mayor normalidad posible", manifiestan—, en horario de mañana.

"En la medida de lo posible, todas las actividades serán exteriores, aunque esperamos poder tener un local cerrado lo suficientemente amplio previsto para los días en los que no se pueda salir", explican las tres jóvenes vilalbesas. "Al ser una zona rural, no una ciudad, tenemos muchas posibilidades de hacer cosas fuera ", dicen. 

El uso de mascarilla y gel, no llevar juguetes de casa y la desinfección del material que aportarán los centros para las actividades son algunas de las pautas que seguirán para que "los peques tengan su verano de campo que merecen". 

Critican que son un sector olvidado desde que se decretó el estado de alarma, por lo que exigen pautas y criterios claros para reabrir

CRÍTICAS. Las responsables de los tres centros de ocio infantil de Vilalba muestran su malestar al considerar que su sector está olvidado en la desescalada. "No somos educación, somos ocio, pero ahí contemplan la hostelería y espectáculos ", dice Lara Currás.

"Supoño que nos acabarán dicindo que nos faigamos nós responsables de todo e fagamos os protocolos de seguridade, pero estamos falando de nenos e deberían dicirnos unhas pautas", apunta Paula Gesto. 

A estas críticas se une también Laura Rodríguez, del espacio infantil pontés Picariños. "El sector de la infancia es importante a la vez que complicado, pero no puede ser que todos los adultos puedan volver a hacer sus vidas con normalidad y los niños sigan sin poder ir a parques o jugar, pero con las medidas oportunas, de las que nadie dice nada", denuncia esta pontesa.

Ilusión entre la incertidumbre
Comentarios