sábado. 08.08.2020 |
El tiempo
sábado. 08.08.2020
El tiempo

El homicida de A Pastoriza estaba mal de salud y tenía problemas de movilidad

Exterior de la vivienda, conocida como Casa de Paredes. C.ARIAS
Exterior de la vivienda, conocida como Casa de Paredes. C.ARIAS

Son pocos los vecinos que quieren hablar sobre un suceso que conmocionó a la localidad y que nadie "podía imaxinar"

Entre la conmoción y la incredulidad vive la localidad chairega de A Pastoriza, que llora en silencio tras el trágico crimen del sábado en Crecente, en el que Hortensio Ónega Murado, de 82 años, asesinó a su mujer, Manuela Iglesia Fernández, de 79, y después se suicidó arrojándose por una ventana. 

                               Con las banderas ondeando a media asta y con el crespón negro, el Concello convocó un pleno urgente en el que decretó dos días de luto oficial por un suceso inimaginado para todos. 

"Simplemente queremos con este acto expresar a nosa máis sincera e profunda solidariedade coa familia", expresó el regidor de A Pastoriza, Primitivo Iglesias, visiblemente consternado ante un suceso, explicó después, que "ninguén podía imaxinar". "É unha terrible traxedia que ninguén se esperaba", añadió. 

La teniente de alcalde, Elva Carreira, con la voz rota y lágrimas en los ojos, reconoció que le costaba "falar e actuar" y pidió "respecto para a familia e ser capaces de poñerse na súa pel", como luego también lo hizo el regidor. 

A Pastoriza decreta dos días de luto por el crimen de Crecente y llora en silencio

"Moitas veces levamos falado destes temas e nunca se nos pasou pola imaxinación que nun momento iamos ser nós os que iamos estar nas portadas da prensa", expresó Carreira, que matizó que a veces no se sabe si solo es violencia de género o hay otros factores, pero aclaró: "En todo caso hoxe estamos co corazón encollido e sentíndonos moi pequenos", añadió. 

Tras la sesión plenaria la corporación secundó un minuto de silencio "en solidariedade e memoria" y para mostrar su apoyo "institucional e como veciños" a la familia, mientras las cámaras de medios nacionales —algo extraño en un municipio como A Pastoriza— se fueron juntando en la plaza del Concello. 

Son pocos los vecinos que quieren hablar sobre un suceso que conmocionó a toda la localidad. El silencio es mayoritariamente la respuesta, y el desconcierto. "Esto foi unha sorpresa total", repetían las pocas voces que se animaban a dar su opinión y muchas señalaban a que una posible e incipiente enfermedad degenerativa pudiese haber sido una de las causas del trágico crimen.

El agresor, de 82 años, tenía muchos problemas de movilidad, por lo que sorprende que tuviese la agilidad de subir al tercer piso para arrojarse por la ventana después de matar a su mujer, y estaba pendiente, según algunas personas que conocían a la familia, de los resultados de unas pruebas acerca de una posible demencia. Pero no estaba diagnosticado. 

Los hechos ocurrieron el sábado en el domicilio familiar, en la conocida como Casa de Paredes, en el barrio de A Rigueira, en la parroquia de Crecente. 

Tras la sesión plenaria, la corporación municipal pastoricense secundó un minuto de silencio "en solidariedade e memoria"

Los primeros indicios apuntan a que la víctima, que fue hallada en la cocina de la vivienda familiar —el matrimonio residía con su hija y su pareja—, falleció tras haber recibido un golpe en la cabeza; sin embargo también presentaba cortes en el cuello. 

El supuesto agresor, que fue localizado en el exterior de la vivienda, podría haber intentado cortarse las venas antes de arrojarse por la ventana, la misma que aún estaba abierta cuando los familiares los hallaron, pasadas las ocho de la tarde. 

Hasta el lugar acudieron distintos efectivos de la Guardia Civil y la Policía Nacional. Alrededor de las 2.30 horas, agentes de Criminalística y de la Comisión Judicial —de la investigación se está ocupando el juzgado de guardia de Mondoñedo— procedieron al levantamiento de los cuerpos, que, tras practicársele la autopsia el domingo, fueron trasladados al tanatorio de Serfuja en Lugo. Además, se dio la voz de alarma a un equipo de psicólogos por si fuese necesaria su intervención, aunque finalmente no se requirió su asistencia, pese a que una ambulancia trasladó a la hija del matrimonio al Hula. Este domingo ya recibió el alta. 

Según la Delegación del Gobierno en Galicia no constaba ningún antecedente de malos tratos ni medidas cautelares en la pareja, pero si el caso se confirma como un asesinato de violencia machista será la primera mujer asesinada por su pareja en 2020 en Galicia y la sexta de toda España.

Sánchez o Feijóo se sumaron a las condolencias 
Fueron muchas las voces que a lo largo del domingo se alzaron para ofrecer sus condolencias y expresar su condena ante un nuevo asesinato. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, escribió en Twitter — "Tres asesinatos machistas en una semana. No hay palabras que puedan transmitir el dolor y la condena a este horror que no cesa"— y también el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo: "Coñecemos unha posible vítima mortal por violencia de xénero na Pastoriza. Todo o meu cariño para a familia e a nosa máis enérxica condena e repulsa contra os asasinatos machistas. Galicia continuará unida contra esta lacra". 

Más mensajes 
La Xunta de Galicia expresó su condena ante este crimen en un comunicado y formaciones políticas gallegas como En Marea o Galicia en Común también se sumaron. La Asociación de Profesionais dos CIM (Asocim) de Galicia también condenó el crimen, al igual que hizo la asociación Si, hai saída o la Marea Feminista. A nivel institucional, el Concello de Mondoñedo también envió un comunicado lamentando este crimen y todos los partidos de A Pastoriza hicieron alguna alusión en sus redes sociales. 

Movilizaciones 
Para este lunes hay convocadas 21 concentraciones por toda Galicia en respuesta al crimen de Crecente. En A Pastoriza será a las 20.30 horas en la Praza do Concello, la misma hora que en As Pontes. En Lugo está convocada media hora antes.

El homicida de A Pastoriza estaba mal de salud y tenía problemas de...