jueves. 26.11.2020 |
El tiempo
jueves. 26.11.2020
El tiempo

Tres hombres atan de pies y manos a un vecino de Cazás y lo golpean para robarle

Una patrulla de la Guardia Civil. EFE
Una patrulla de la Guardia Civil. EFE
La Policía Judicial de la Guardia Civil de Lugo abrió una investigación. Los autores huyeron al aparecer un testigo en la vivienda de la víctima

La unidad de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Lugo tiene abierta una investigación para tratar de identificar a los autores de un robo con violencia e intimidación en el lugar de Seo, en la parroquia xermadesa de Cazás, hace ya varios días.

Los hechos ocurrieron el día 4 a primera hora de la mañana cuando tres hombres, con la cara totalmente cubierta y con las manos tapadas con guantes, asaltaron a un vecino de 66 años de edad cuando estaba en una finca de su propiedad, próxima a su casa, esperando a otro vecino.

Los asaltantes, según relataron varios vecinos y confirmó la propia víctima, que no quiso entrar en más detalles sobre lo sucedido, le preguntaron por la llave de su casa y al momento se la quitaron del bolsillo. Después, le ataron los pies y las manos, lo amordazaron para que no pudiese gritar y le vendaron los ojos, tras lo que le exigieron que los llevara a su vivienda, situada a pocos metros del lugar de los hechos, para que les entregase todo el dinero que tuviese guardado.

El hombre, en ese momento, se quejó de que no podía caminar al tener los pies atados, por lo que los tres desconocidos lo subieron a una carretilla que este vecino tenía en una construcción que hay en su finca y lo condujeron hasta la casa, golpeándolo hasta en tres ocasiones con el puño en la cabeza.

Cuando estaban en el interior de la vivienda, los tres encapuchados volvieron a exigirle dinero y consiguieron un botín de algo más de 200 euros, pero en ese momento escucharon que se acercaba un hombre a la casa, el mismo vecino con el que quedara la víctima en la finca, y decidieron huir por la puerta trasera de la vivienda y desaparecer.

Pese a que lo golpearon, el dueño de la casa, un hombre jubilado que vive solo, no sufrió lesiones de gravedad y no fue necesaria la intervención de los servicios sanitarios.

Tras dar la voz de alarma, efectivos de la Guardia Civil y de la unidad de la Policía Judicial se desplazaron hasta su vivienda para intentar seguir el rastro e identificar a los autores de los hechos que, dicen los vecinos, hablaban castellano y tendrían entre 30 y 40 años, según lo que les contó la propia víctima.

"Roubáronlle cartos, do resto non levaron nada, non tiveron tempo", dicen dos vecinos que viven en una casa próxima a la del hombre asaltado en el lugar de Seo, cerca de la capilla de la Divina Pastora, que aseguran que su vecino desconfía de que la víspera del robo algún desconocido ya estuvo por su propiedad. "Sospeitou que lle moveran cousas de sitio, pero non lle deu moita más importancia", indicaron.

MIEDO. En el lugar de Seo, en la parte de la parroquia de Cazás más próxima al concello de Guitiriz, hay pocas casas, y salvo algunas, todas están diseminadas y varias deshabitadas. Los vecinos reconocen que nunca pasara algo así y que ahora tienen "o medo no corpo". También la víctima.

"Nunca na vida pasou algo como isto. Aquí vivíase coa porta aberta, pero agora nin nas aldeas podemos estar tranquilos. Agora xa desconfiamos de todo o mundo, eu se vexo chegar a alguén descoñecido xa collo a galleta e un pau. Asaltárono de día", dice un vecino, que asegura que no se explica cómo fueron a parar los asaltantes a este pequeño lugar de Xermade, mientras indica que todavía este jueves "volveron os gardas para facer máis preguntas".

En principio, la víctima descartó conocer a los ladrones, pero no pudo verles la cara y, según les dijo a sus conocidos, hablaban muy poco entre ellos.

Tres hombres atan de pies y manos a un vecino de Cazás y lo golpean...