Fallece al volcar el tractor con el que desbrozaba una finca en Guitiriz

Los servicios de emergencia no pudieron hacer nada por salvar la vida del septuagenario Antonio Barral Arenas, vecino de As Negradas y funcionario jubilado de la Xunta de Galicia
El tractor que manejaba la víctima. BOMBEIROS DE VILALBA
photo_camera El tractor que manejaba la víctima. BOMBEIROS DE VILALBA

El septuagenario guitiricense Antonio Barral Arenas, vecino de Penablanca, en la parroquia de As Negradas, fallecía el lunes al volcar el tractor con el que desbrozaba una finca en el lugar de A Vacariza, perteneciente a la misma parroquia.

Por causas que se investigan, el vehículo que conducía, un John Deere antiguo, sufrió un vuelco lateral cuando trabajaba en una superficie en pendiente —en los terrenos había maleza, pero no arbolado— y la víctima quedó atrapada en la cabina, falleciendo en el lugar, sin que los servicios de emergencia desplazados hasta A Vacariza pudiesen hacer ya nada por salvar su vida.

La central de emergencias del 112 recibió la llamada de un familiar minutos antes de las 19.30 horas, avisando del siniestro, y rapidamente se movilizó a los bomberos del parque comarcal de Vilalba, que excarcelaron al fallecido con la colaboración del GES de Friol-Palas de Rei.

Hasta el punto donde se produjo el fatal accidente también se desplazaron efectivos del 061, agentes de la Guardia Civil y un voluntario de Protección Civil de Guitiriz, así como vecinos de la zona, dispuestos a prestar su ayuda de ser necesario. También acudió el forense para proceder al levantamiento de cadáver, trasladado a Lugo para practicarle la pertinente autopsia.

Según ha trascendido, fue un vecino que había estado poco antes de que se produjese el accidente hablando con Antonio el que se percató de que le tenía que haber ocurrido algo, tras mirar hacia la finca y no ver el tractor, y rápidamente dio la voz de alarma.

El fallecimiento de Antonio Barral, funcionario jubilado de la Consellería de Medio Rural en Lugo, casado y con tres hijos, causó una gran conmoción en la localidad, donde tanto él, natural de la parroquia de Mariz, como toda su familia son muy conocidos. En el lugar de Penablanca tienen desde hace muchos años ganado vacuno y equino y su mujer regentó hace tiempo un supermercado en

"Estamos en shock, consternados polo acontecido", aseguraba la alcaldesa de Guitiriz, Marisol Morandeira, lamentando lo ocurrido y transmitiendo el apoyo del Concello a la familia en estos momentos tan difíciles