jueves. 13.05.2021 |
El tiempo
jueves. 13.05.2021
El tiempo

Unos hermanos de oro

Adrián y Samuel Pérez Edrosa, con sus medallas autonómicas.
Adrián y Samuel Pérez Edrosa, con sus medallas autonómicas.
Adrián y Samuel Pérez Edrosa, de Cospeito, acaban de proclamarse campeones gallegos de atletismo en la prueba de 1.000 metros lisos de las categorías sub-14 y sub-10 respectivamente

Que unos hermanos se decidan por practicar una misma disciplina deportiva es de lo más habitual. Que ambos sean buenos en ella y logren importantes triunfos e incluso títulos destacados ya empieza a ser algo más excepcional. Pero que además lo hagan en la misma modalidad y en el mismo campeonato, pero en categorías distintas, ya es un hecho que casi desafía a las estadísticas.

Pero ya se dice que estas están para romperlas, y eso es lo que hicieron Adrián y Samuel Pérez Edrosa, dos hermanos de la parroquia cospeitesa de Xustás, que acaban de proclamarse campeones gallegos de atletismo en 1.000 metros lisos, en las categorías sub-14 y sub-10, respectivamente, en la cita de pista cubierta que se celebró recientemente en Pontevedra.

"Os dous tiñan posibilidades de facelo ben, porque ao non haber campionatos provinciais accedeuse ao Galego por tempos. Pero que gañaran os dous foi unha sorpresa, algo para o recordo", indica el padre de ambos, José Manuel Pérez, mientras los tres rememoran las carreras que les llevaron a hacerse con la medalla de oro.

"Ao principio xa empecei a levarlles vantaxe aos outros corredores", explica Adrián sobre una carrera que lideró en todo momento y que terminó con un tiempo de 2.57.13 minutos, batiendo la mejor marca de la temporada en el ránking gallego en sub-14. 

"A miña foi emocionante", asegura Samuel, que cruzó la línea de meta, tras hacer un sprint en la recta final, parando el crono en 3.41.39 minutos.

Siendo hijos de profesores de educación física, sus padres siempre intentaron que el deporte formara parte de sus vidas y así es, ya que además de practicar atletismo en la Escola Atlética Lucense también forman parte de la cantera del CD Lugo. Adrián, además, formó parte del club de triatlón San Ramón de Vilalba, con el que compitió en duatlón.

Y si Adrián fue el que hizo de avanzadilla a la hora de meterse en el mundo de las carreras, empezando con el equipo del Ceip Insua Bermúdez de Vilalba —donde trabajaba su madre— y pruebas populares, Samuel no dudó en recoger el testigo, firmando también buenas actuaciones a las citas, no federadas, que acudía. "Eu fixeime no meu irmán", explica cuando se le pregunta cómo empezó a correr.

Y no es para menos. Pese a su corta edad el palmarés de Adrián da para varias páginas, ya que lleva años cosechando éxitos deportivos. Entre los más destacados, los de los últimos años, en los que quedó campeón gallego de 1.000 metros lisos y subcampeón autonómico de milla y de campo a través escolar, en el 2019, o un primer puesto en 2018 y un tercero en 2019 en el Provincial de duatlón. Sin añadir otros muchos trofeos en carreras populares, competiciones del Xogade o torneos y ligas de fútbol o fútbol sala.

Toda esta trayectoria ya le valió en la temporada 2016-2017 para llevarse el Trofeo Lagoa de Valverde al mejor deportista del municipio otorgado por el Concello de Cospeito. Y ahora ya tiene al compañero ideal con el que seguir sumando éxitos.

Unos hermanos de oro
Comentarios