Sábado. 22.09.2018 |
El tiempo
Sábado. 22.09.2018
El tiempo

Guitiriz lucha contra la soledad para que los vecinos celebren Reyes en compañía

Los asistentes a la comida, en el restaurante Merendero de Os Vilares. C.A.
Los asistentes a la comida, en el restaurante Merendero de Os Vilares. C.A.

Más de 30 personas, de entre 46 y 90 años, compartieron comida en un día que algunos ya definen como "el mejor de toda la Navidad"

El Concello de Guitiriz celebró este sábado una nueva edición de la comida de confraternidad que organiza el día de Reyes para reunir a los vecinos que viven sin compañía. En una lucha contra la soledad, la cita va consolidándose como un día que para muchos "ya es el mejor de toda la Navidad".

"Está funcionando muy bien. Empezamos siendo cuatro y vamos en más de 30", explicaba la regidora de Guitiriz, Regina Polín, que el sábado acompañó a los comensales, junto al edil Carlos Buján.

"Está abierta a toda la gente que vive sola", dijo la alcaldesa mientras recorría el salón del restaurante Merendero de Os Vilares con la mirada. Como en gran parte de la Galicia rural, la soledad afecta más a la gente mayor.

"El más joven tiene 46 años y el más mayor 90", confirmó Polín, que subrayó la importancia de que asistieron vecinos de muchas parroquias diferentes. "Muchos no se conocen, otros de venir en otras ediciones. Y les gusta. Los que vienen una vez suelen repetir. Varios de los que venían otros años están hospitalizados y nos dijeron que si hacíamos fotos que los incluyéramos", bromea la alcaldesa.

La comida se hizo en cuatro ocasiones en su etapa anterior al frente del gobierno local y se retomó en el año 2016 y la organización, además del menú, que este año incluyó callos o sopa de pescado de primero y cordero, ternera o lengua de segundo, incorpora también el transporte, que realiza Protección Civil para el que no pueda acercarse por su cuenta.

"É unha marabilla para reunirse e non estar sos e ademais estamos con xente da nosa idade", decía Carmen Vigo, tras saborear unos callos "preciosos". Se estrenaba por primera vez. "Mira cantos anos perdín", decía entre risas, mientras explicaba que ella tiene hijos "pero cada un está na súa esquina e eu no medio".

A su lado, estaban otros comensales con experiencia, como Manuel Pérez, que valoraba el hecho de "poder saír da casa", o Toñita Vázquez. "Teño irmáns enfermos e non celebramos nada. Este é o mellor día. Pasámolo bomba", dijo, mientras protestó porque desde que sus vecinos se fueron ya no puede ir al baile los domingos. "Terei que bailar hoxe", dijo ente bromas, conocedora de que otra de las presentes, Isabel Pérez, tenía planeado tocar la pandereta al acabar la comida. "Escribo poesías e fago algunhas cancións agora de maior", indicó.

"É moi divertido. E que dure máis", dijo Ángel María Raposo, mientras frente a él, María Isabel Fernández, resumía la cita en pocas palabras: "Comer con xente e ben, e dánolo gratis".

Guitiriz lucha contra la soledad para que los vecinos celebren...
Comentarios