La firma lucense de arquitectura Gau diseña el auditorio de Baamonde

El Concello adjudicó la redacción del proyecto, con un plazo de dos meses ► El Consello da Xunta reajusta anualidades ante la demora en la ejecución de las obras
Los dos edificios del antiguo Ceip de Baamonde en los que se centran las obras. AEP
photo_camera Los dos edificios del antiguo Ceip de Baamonde en los que se centran las obras. AEP

La firma lucense Gau Arquitectura y Urbanismo SLR es la encargada de redactar el proyecto de construcción del futuro auditorio que el Concello de Begonte proyecta en Baamonde, emplazado en el espacio que ocupaba uno de los edificios del antiguo colegio.

Esta construcción constituye la segunda fase del ambicioso proyecto puesto en marcha por el gobierno local, que sumó la colaboración de tres consellerías de la Xunta para obtener la financiación necesaria, que supera el millón de euros –Medio Ambiente y la Axencia de Turismo de Galicia aportan 457.368 euros cada una, y Cultura, 133.202–, para destinar las antiguas instalaciones educativas a la escuela de música mancomunada de Begonte con los municipios de Friol, Outeiro de Rei y Rábade.

Precisamente, el Consello da Xunta aprobó este miércoles una adenda al convenio suscrito con el Concello que permite ampliar los plazos, reajustar las anualidades y ejecutar las obras con cargo a los presupuestos de 2023, ya que la materialización del proyecto ha sufrido diversos retrasos, principalmente por las dificultades para obtener materiales de construcción.

Esto ha condicionado que la primera fase de las obras, la habilitación de la escuela de música, pese a estar muy avanzada, aún no se haya dado por concluida, lo que a su vez demoró la segunda fase, la creación del auditorio, cuya redacción del proyecto acaba de adjudicarse por 58.080 euros y está en proceso de elaboración.

El nuevo recinto tendrá que ser polivalente, con capacidad para unos 350 espectadores y también para pequeñas funciones

El alcalde begontés, José Ulla, recordó que su idea es que se trate de un auditorio polivalente, que permita tanto acoger con comodidad espectáculos de aforo reducido como eventos de mayor envergadura, con una sala con capacidad para unos 350 espectadores. Además, se plantea también la posibilidad de que el escenario sea adaptable para funciones en el exterior.

La firma adjudicataria tiene dos meses para redactar el proyecto, que tendrá que estar listo a finales de enero, para proceder a continuación a su contratación y materialización a lo largo de 2023, ajustándose así a los nuevos plazos validados este miércoles por el Consello da Xunta, frente a los plazos originales, que preveían que todas las actuaciones pudiesen llevarse a cabo a lo largo del año 2022.

Comentarios