Domingo. 23.09.2018 |
El tiempo
Domingo. 23.09.2018
El tiempo

Emoción en la cima

Expedición de miembros del club O Caxado en la cima del Mont Blanc. EP
Expedición de miembros del club O Caxado en la cima del Mont Blanc. EP

Cuatro miembros del club O Caxado de As Pontes ascendieron hasta los 4.810 metros del Mont Blanc a través de la Ruta de los Tres Montes

"Nos quedamos impresionados y sobrecogidos por la fuerza de la naturaleza". Así resume Miguel Ángel Fernández 'Mito' su experienci ay la de otros tres compañeros del club de montaña O Caxado de As Pontes después de haber conseguido ascender a la cima del Mont Blanc, techo de los Alpes y Europa con 4.810 metros de altura.

José Antonio Díguele 'Nacho', José Antonio Pajón y Luis Arto 'Luy', junto aun miembro del club de montaña de Valladolid, formaron junto a Mito la expedición que partió del refugio de Cosmiques, a 3.613 metos de altitud, para afrontar la Ruta de los Tres Montes, "más técnica y más bonita que la normal, por la que suele ir todo el mundo".

Iniciaron el recorrido a las 1.45 horas del día 23 y en él se encontraron numerosas dificultades dadas las condiciones "bastante delicadas" que se encontraron. Hielo y nieve, grietas, o un puente roto fueron algunos de los obstáculos que superaron. "En el puente nos encontramos con dos chicos españoles que se habían dado la vuelta porque no lo veían claro. Nosotros decidimos cruzar y continuar hasta la cumbre. El puente nos impresionó a todo el grupo porque realmente era muy estrecho y con un tramo que sería necesario saltar para alcanzar el otro lado de la grieta", recuerdan.

Los desprendimientos de piedras -"pudimos ver caída de alguna por debajo de nuestra posición", afirman-  y el mal de altura también hicieron acto de presencia, al igual que la sensación de tener que estar siempre alerta. "Más que miedo, era la sensación de que había peligro real", dice Mito.

Casi once horas después, lograban su objetivo. "Cuando estábamos llegando a la cima, algunos ya íbamos enfermos, por la altitud y lo duro de la ascensión, y cada paso fue un gran esfuerzo. Pero fue llegar arriba y parecía que no te dolía nada, como si no hubiésemos caminado antes, recuerda el pontés, que define la llegada como un cúmulo de "varias sensaciones". "Estás en un lugar espectacular, a merced de la naturaleza, y te emocionas. Casi no podíamos ni hablar", sentencia.

Emoción en la cima
Comentarios