Martes. 22.01.2019 |
El tiempo
Martes. 22.01.2019
El tiempo

Emergencias en estado crítico

Casa do Concello de Guitiriz. EP
Casa do Concello de Guitiriz. EP

El Concello de Guitiriz renuncia a mantener la gestión del GES en medio de la polémica provocada por la falta de respuesta en un accidente laboral mortal en Begonte

El Grupo de Emerxencias Supramunicipal de Guitiriz tiene los días contados. Al menos tal y como se le conoce hoy en día. El 31 de diciembre finaliza el actual convenio y el gobierno local, con el apoyo del independiente Jesús Veres, ya ratificó en un polémico pleno -PP, BNG y el edil no adscrito abandonaron la sala al incluirse el punto de urgencia ese mismo día- su propósito de no continuar gestionando un servicio envuelto en la polémica.

El último conflicto ha sido calificado por la CIG como "un feito de extrema gravidade". La central sindical ha denunciado públicamente y ha pedido a la Dirección Xeral de Emerxencias y a la Diputación de Lugo -son las que financian el servicio- que investiguen lo ocurrido el pasado 25 de noviembre, cuando desde el 112 se alertó de un accidente laboral en el polígono de Begonte con consecuencias fatales.

"O GES de Guitiriz non acudiu á alarma", dicen, asegurando que "non había ningún traballador do GES de garda na base do servizo" y que fue un edil el que respondió a la llamada, sin que se llegasen a movilizar medios.

Desde la Asociación de Grupos de Emerxencias Supramunicipais de Galicia (Agesga) también critican las "malas prácticas" del servicio guitiricense y se preguntan "quen está de garda os domingos ou quen ten o teléfono para recibir as chamadas das emerxencias?", dado que, según ellos, se han ofrecido versiones contradictorias.

A este respecto, la alcaldesa, Regina Polín ha mostrado su reserva a "opinar" sobre lo ocurrido "porque falamos da morte dunha persoa e estase aproveitando de forma lamentable", pero sí ha aclarado que está investigando para esclarecer qué pasó. Aún así, cree que "o GES non tivo responsabilidade" en lo sucedido y se mantiene firme en su convencimiento de que "alguén foi" a atender dicho aviso.

El debate llegará incluso al Parlamento gallego, donde En Marea ha presentado una proposición no de ley en la que incluye dos puntos específicos sobre el 25 de noviembre, pidiendo que se abra "unha investigación con respecto á responsabilidade derivada da omisión do deber de socorro por parte da persoa que atendeu a chamada do 112", aclarando si el teléfono estaba en la base o lo tenía un edil como afirma la CIG, si había personal de guardia y, de ser así, qué hacía. Quiere saber si existió "neglixencia na atención do servizo" y, para ayudar a esclarecer lo ocurrido, reclaman que se revise la grabación de la llamada del 112.

El documento presentado por En Marea incide una vez más en la "inefectividade e a inoperancia deste GES, por falta de medios e por unha nefasta xestión". Recuerdan así otros caballos de batalla que han derivado en enfrentamientos y reclamaciones entre el gobierno local, la oposición, personal del servicio o la CIG: las carencias en el material -la dotación de la base o la falta de equipos de trabajo adaptados- y el personal -de doce plazas, solo hai seis trabajadores en activo- y la realización de "funcións impropias", como "limpeza, recollida de lixo e outras tarefas de servizos múltiples". Por todo ello, En Marea pide a la Xunta que dote de "medios persoais e material axeitados" a los GES y limite sus atribuciones a la atención "única e exclusivamente de emerxencias".

A falta de que se diriman responsabilidades, si las hubiera, y a menos de un mes para el cese del GES, los otros tres municipios en los que presta servicio, Begonte, Friol y Xermade, tienen sobre la mesa la opción de asumir su gestión. Polín avanzó que desde el Concello están dispuestos a ceder el material, los medios e incluso la base. "Teñen de todo", aseguró, reafirmándose en las razones de su renuncia: las dificultades para cubrir las plazas, la existencia de informes desfavorables de intervención, "por ser un servizo que non lle compete ao Concello", y la búsqueda de "solidariedade", puesto que desde que el GES se puso en marcha en 2013, pese a servir a cuatro municipios, Guitiriz siempre ha sido la sede.

Emergencias en estado crítico
Comentarios