Martes. 20.11.2018 |
El tiempo
Martes. 20.11.2018
El tiempo

El arte de crear personajes

 Giselle Rodríguez maquillando a la modelo Cristina Silvent. MIGUEL QUIAN
Giselle Rodríguez maquillando a la modelo Cristina Silvent. MIGUEL QUIAN

La pontesa Giselle Rodríguez lleva cuatro años de maquilladora en el sector audiovisual y su objetivo es seguir creciendo para participar en más proyectos en el mundo de la ficción 

Siempre tuvo "mucha inquietud artística" y lo que en un primer momento se movía entre la curiosidad por la escultura o el interés por la joyería acabó desembocando en el mundo del maquillaje, un arte que la apasiona y que la ha convertido en una habitual de los equipos que trabajan detrás de las cámaras.

La pontesa Giselle Rodríguez, que acaba de cumplir 30 años, lleva cuatro en el mundo del audiovisual y ya ha participado en proyectos como Serramoura, Viradeira, El final del Camino o los próximos estrenos de Vivir sin permiso y Antes de perder.

Trabaja principalmente en Galicia pero también hizo cosas en Madrid —acaba de embarcarse en dos películas, pero prefiere no adelantar los títulos—. "Es una profesión tan bonita. Cada día aprendes cosas nuevas, ves cómo funciona cada departamento... Cada proyecto es un mundo nuevo por descubrir y conoces gente, cosas y sitios que no conocerías de otra forma", apunta una joven que se formó en la Stick Art Studio de Barcelona y que no ha dejado de aprender.

"Empecé haciendo trabajos para varios cortos y me llamaron de un programa de la Televisión de Galicia. Me empezaron a llamar para otras cosas y descubrí que lo que tenía que conseguir era estar disponible siempre  y seguir aprendiendo", dice una joven "exigente" con su trabajo, que defiende la cultura del esfuerzo y que "el movimiento hace movimiento".

Pese a sus 30 años, ya se ha convertido en una habitual de los equipos que trabajan detrás de las cámaras en Galicia 

"Tengo la suerte de estar viviendo de esto", dice. "Es un mundo muy inestable, pero si vas enganchando va bien. Nunca sabes dónde vas a estar o cuánto tiempo, pero no es un problema, es la forma de vida que eliges", dice, y destaca que aunque "cada parte del maquillaje tiene sus cosas positivas" lo que le encanta es "crear personajes".

"El abanico es enorme. A nivel serie no se juega solo con buscar la belleza, puedes necesitar una persona demacrada, depresiva, que se droga...", apunta, mientras asegura que nunca deja de hacer cosas "para seguir creciendo", y no solo de maquillaje, ya que complementa su formación con cursos de peluquería o incluso de interpretación para entender mejor a los actores.

"El sueño es seguir creciendo y sacar proyectos grandes. Me estoy formando en maquillaje protésico y me encantaría crear un personaje de cero", dice, mientras sigue demostrando que los retos se consiguen.

Giselle realizando una prótesis de una herida. EP

El arte de crear personajes
Comentarios